Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 4

Foto por susy ♥.

Esta es la continuación de la serie: Lecciones NECESARIAS para nuestros hijos. Esta parte está más enfocada en elementos de carácter que distinguen a un trabajador sobresaliente. Nuestros hijos tienen que saber – y aceptar – temprano en sus vidas, que hay que trabajar duro. Muy duro. El trabajo es necesario para subsistir en este planeta tierra. Nuestra aportación individual es necesaria. Si nuestros hijos abrazan el concepto de ser trabajadores responsables, gozaran de una vida llena de fruto agradable y abundante.

Le tenemos que enseñar a nuestros hijos la importancia de no trabajar por el dinero. Se trabaja para hacer lo que nos apasiona. Se trabaja duro poniendo nuestros talentos y habilidades a servicio y para beneficio de la comunidad. Se trabaja para acudir al llamado de Dios. No se trabaja por dinero. Quien trabaja por dinero, aunque lo alcance, es una persona vacía y miserable.

Estas son cualidades que todo niño tiene que aprender. Indispensables para todo adolescente.

Parte 1, Parte 2, Parte 3

ADMINISTRACION DE TIEMPO

Para poder administrar bien el tiempo hay que tener la habilidad de reconocer las prioridades de lo que se tiene que hacer en un espacio de tiempo específico. Esto requiere saber poner metas de corto y largo plazo, trabajar con horarios, listas de responsabilidades y cuadros de proyectos. De misma importancia, nuestros hijos deben saber escoger a NO mal gastar su tiempo. Hoy en día, los medios, Hollywood y juegos de video, entre otros, están dedicados a hacerse de mucho dinero a expensa de nuestros hijos. Pero depende de nosotros enseñarles a identificar esas actividades que no solo son huecas y vacías, sino que nos roban de tiempo necesario para hacer otras actividades necesarias e importantes en nuestra vida.

Un joven bien entrenado en el buen manejo del tiempo, será uno que sobresale en el campo laboral. Toda carrera laboral requiere de buen discernimiento de uso de tiempo. Nuestros hijos deben llegar al trabajo siendo expertos en priorizar sus actividades y tiempo, en vez de llegar  aprenderlo ahí.

ADMINISTRACION DE DINERO

La buena administración del dinero es la base para ahorrarse, valga la redundancia, muchos problemas innecesarios en la vida. El aspecto más importante en la buena administración de dinero es el saber vivir dentro de sus recursos. En otras palabras, no gastar más de lo que se tiene. Las tarjetas de crédito, los almacenes que ofrecen financiamiento, los planes de crédito y el vecino que tiene mejores cosas que nosotros muchas veces nos hacen ciegos a nuestra realidad. Si nuestros hijos entienden desde bien temprano a estar agradecidos y contentos con lo que se tiene, se les hará mucho más fácil tomar buenas decisiones en cuanto a su dinero, cuando lo tengan.

Antes que nuestros hijos de vayan de nuestro hogar, ellos deben abrazar los siguientes conceptos como valores personales:

  • Huirle a las deudas como a una plaga fatal
  • Saber preparar, usar y vivir de acuerdo a un presupuesto
  • Tener una cuenta de ahorro con propósitos definidos
  • ¡Ser muy generoso!

Mas sobre dinero, aquí, aquí, y aquí.

MENTALIDAD EMPRESARIAL

Cuando me refiero a mentalidad empresarial, no quiero decir que busquemos que nuestros hijos sean dueños de una empresa. Me refiero a la importancia de que ellos conozcan sus habilidades innatas, sus talentos, sus inclinaciones naturales, los que lo distinguen de los demás, y que sepan usarlo para beneficio de otros, e incluso, para ganancia propia. ¿No es para esto que Dios nos hizo diferentes, para que podemos aportar a la sociedad con nuestras cualidades únicas?

Con una mentalidad empresarial, el joven deja de confiar en el pago regular de una empresa como su forma de subsistir en la vida, y comienza a verse como su propia solución, usando los dones que Dios ya le dio. Para esto, tenemos que enseñarles a nuestros hijos a tomar iniciativa, ser creativos, ser persistentes, buscar y tomar consejo, buscar siempre servir a los demás, y a estar contentos con lo que se tiene.

Nuestros hijos deben saber atesorar su trasfondo familiar, sus experiencias – buenas o malas, lo que saben, lo que conocen, y lo que les gusta hacer. Una combinación de todo esto les dará la fórmula mágica para emprender grandes proyectos. Lo hagan a tiempo completo o como hobby, no importa. Lo importante es que tengan satisfacción de hacer lo que les gusta, y poder defenderse con ello cuando vengan los golpes duros de la vida.

TRABAJAR DURO

Claro que es lógico que para salir adelante en un trabajo, carrera o empresa hay que trabajar duro. Pero, ¿cuántas personas NO trabajan duro? Muchas. Nuestros hijos tienen que ser la excepción. Como todo lo demás, la mejor forma de enseñárselo a nuestros hijos es modelándolo primero. Luego instruyéndolos y requiriéndoles nada menos que su mejor esfuerzo.

¿Qué es trabajar duro? Terminar lo que se empieza, y terminarlo bien. Intentar una y otra vez, hasta que salga bien. Mantener una buena actitud. Reconocer las incapacidades personales y buscar la ayuda y refuerzo apropiado. Tomar iniciativa. Ser diligente. Ser valiente, y no cobarde. Estar dispuesto. Sacrificarse. Tener en orden las prioridades. Trabajar con integridad. Ser leal. Ser proactivo. Estar claro del propósito del trabajo. Saber apreciar y disfrutar el fruto de la labor. Todo esto comienza en el hogar.

PERSISTENCIA

Dale Carnegie una vez dijo que la mayoría de las cosas importantes en el mundo se han llevado a cabo por personas que han seguido intentando cuando no parecía haber ninguna esperanza. Tiene toda la razón. Pienso en todos los inventos que hacen nuestra vida más útil y cómoda, ¿no fueron probados una y otra vez hasta conseguir el resultado deseado?

Tomas Edison fue quien invento el bombillo de luz. Pero no todos saben que una maestra lo insultó por mal estudiante. El tenia problemas de oír, por eso a veces no escuchaba bien lo que la maestra le pedía (también soñaba despierto, durante clases, sobre su siguiente experimento). La mamá, indignada, lo saco de la escuela y enseñó a Tomas en casa, animándolo a que persistiera. A la edad de 9 años, el comenzó a armar un laboratorio de experimentos. Aunque la mayoría de sus inventos eran un fracaso total, la mama lo continuaba fortaleciendo a que siguiera adelante y probara una vez más. Tomas Edison patento 1,093 invenciones. En su edad adulta, él le dio la mayoría del crédito a su mamá, que fue quien le insistía en persistir a pesar de las dificultades.

Nuestros hijos tienen mucho potencial. A veces no lo saben, ¡afirmémoslos! Van a recibir rechazo y tal vez burla. Identifiquemos estos momentos y ayudémosles a adquirir una perspectiva correcta de la vida. Dios les tiene un llamado específico, guiémoslos para que aprendan a no desviarse de este camino.

2218444906_4e37d67ccc_m

Foto por amanky

Involucremos a nuestros hijos en nuestro diario vivir. Ellos nos pueden ayudar en casi todos los quehaceres de la casa. No importa la edad. No trabajemos sin ellos. Que ellos sepan lo que su papá o mamá hacen en el trabajo fuera de la casa. Ayudémosle a apreciar el esfuerzo. Enseñémosle a trabajar en unidad y harmonía. Nunca los castigues con trabajo para que no tengan un mal concepto de él. El trabajo no es un castigo. Es una bendición y un privilegio.

About these ads

November 6, 2009 - Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Familia, Finanzas, Hijos | ,

1 Comment »

  1. […] Aquí puedes ver Parte 1, Parte 2, Parte 3 y Parte 4 […]

    Pingback by Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 5 « Orquidea Blanca | November 15, 2009 | Reply


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: