Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

Niños y límites

Fot por Amber B McN.

Todos queremos tener hijos felices y obedientes. Queremos que ellos sobresalgan en todo lo hacen, y que sean exitosos en el futuro. Pero, ¿hay algo específico que yo puedo hacer para lograrlo antes de que se muy tarde?

Hay varios factores que afectan la formación de del carácter de nuestros hijos. Pero hay uno que es determinante en la efectividad del resto: ENTRENAMIENTO.

El entrenamiento debe suceder antes de que exista la necesidad de disciplinar. Si no entrenamos correctamente, vamos a terminar disciplinando o castigando más de lo necesario, y muchas veces, sin resultados positivos.

Todos los bebes nacen sin autocontrol alguno. No pueden controlar básicamente nada. Por eso es que les damos de comer, los cambiamos y les mostramos amor y cariño con caricias física – todo esto sin que ellos lo pidan ya que no saben exactamente lo que necesitan. Pero es igual de importante establecer e implantar límites desde los primeros días de un bebe. A medida que el bebe sigue creciendo, los limites tienen que ser aun mas definidos – por su propio bien. Recuerda, el niño no nace con autocontrol. Eso quiere decir que tampoco tienen sentido de moralidad. Es por esto que nosotros, los padres, debemos imponer nuestra voluntad sobre la de ellos.

Nuestro deber como padres es de empezar a imponer estos límites mucho antes de que nuestros hijos entiendan el por qué de ello. La clave es hacerlo sin perder el corazón de ellos. Esto se lleva a cabo cuando se hace con una actitud gozosa y un corazón lleno de cariño. Es más fácil obedecer – aunque no entienda porque – a alguien que me trata con respeto y cariño, que a una persona rígida y seria.

Ejemplos de límites de un adulto:

  • Semáforos
  • Señales de tránsito
  • Sistema judicial
  • Reglas de un deporte
  • Etiqueta y bueno modales

Ejemplos de límites de un bebe/niño:

  • No se puede tocar objetos de cristal
  • No se puede tocar los enchufes
  • No se puede correr en cualquier lugar
  • No se puede gritar en ningún lado
  • Nada se consigue con múrmura

¡ADVERTENCIA! Limites sin restricciones solo son sugerencias. Esto crea un sentido de inseguridad en un niño. Se le tiene que exigir obediencia, sino corregirlo con consecuencias. Si el niño percibe injusticia (cuando no cumplimos lo que decimos), su corazón se empieza a llenar de rebeldía.

¿Qué hace rebelde a un adolescente?

A los niños que no se les imponen límites en forma consistente, se convierten en jóvenes rebeldes. No confundamos a nuestros hijos y cumplamos con lo que decimos, una y otra vez. Y de igual importancia, ¡modelemos una vida de autenticidad! Nuestros hijos tienen que SABER y VER que vivimos lo que decimos. Día a día. Y si fallamos, démosle el privilegio de ver como lo solucionamos. No hay nada más dulce que ver a un padre arrepentirse de algo, y corregirlo.

Hasta que no le exijamos obediencia a nuestros hijos, ellos no lo van a desarrollar por sí solos (¿has visto a niños malcriados? a los pobres no se les exige obediencia). El niño por naturaleza humana, cree que tiene que ganar la pelea de las voluntades, es por eso que tenemos que ser firmes. ¡Por amor a ellos! Cuando el niño está muy pequeño para ‘sermonearlo’, le tenemos que poner límites para que pueda escoger hacer lo que es moralmente correcto. Es así como ellos desarrollan aprecio por lo justo y verdadero.

June 19, 2009 - Posted by | ¡Un poco de todo!, Familia | ,

2 Comments »

  1. Hola Karisa! que buena la informacion de esta pagina me va ha servir mucho ya que estamos esperando nuestro primer bebé, y la verdad queremos guiar en disciplina y temor de Dios a nuestros hijos, por el momento solo estoy informandome, para cuando nazca José Andrés poner en practica lo aprendido, y asi guiarlo con amor.
    Exitos!!! y que Dios la siga usando para impactar a muchas mujeres con un solo proposito: Agradarlo a El unicamente!

    Lidia de Avilez, San Pedro Sula.

    P.D.Talvez no me recuerda pero nos hemos visto unas pocas veces en San Pedro, soy la esposa de José Avilez.

    Comment by Lidia de Avilez | June 19, 2009 | Reply

  2. Excellent! Three books that have helped me a lot throughout the years are: “Dare to Discipline” “The Strong-Willed Child” and “Shepherding your Child’s Heart”…great books.

    Comment by Elizabeth Guaico | June 19, 2009 | Reply


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: