Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

www.MujerRadiante.com

Advertisements

July 7, 2010 Posted by | ¡Un poco de todo!, Blogroll, Cáracter, Cocina, Controversias, Cultura, Esposa, Esposo, Familia, Finanzas, Hijos, Hogar, Limpieza, Madre, Martes de Buenos Modales, Matrimonio, Metas, Mujer, Organizacion, Sabados Simplemente Sabrosos, Salud | Leave a comment

Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 4

Foto por susy ♥.

Esta es la continuación de la serie: Lecciones NECESARIAS para nuestros hijos. Esta parte está más enfocada en elementos de carácter que distinguen a un trabajador sobresaliente. Nuestros hijos tienen que saber – y aceptar – temprano en sus vidas, que hay que trabajar duro. Muy duro. El trabajo es necesario para subsistir en este planeta tierra. Nuestra aportación individual es necesaria. Si nuestros hijos abrazan el concepto de ser trabajadores responsables, gozaran de una vida llena de fruto agradable y abundante.

Le tenemos que enseñar a nuestros hijos la importancia de no trabajar por el dinero. Se trabaja para hacer lo que nos apasiona. Se trabaja duro poniendo nuestros talentos y habilidades a servicio y para beneficio de la comunidad. Se trabaja para acudir al llamado de Dios. No se trabaja por dinero. Quien trabaja por dinero, aunque lo alcance, es una persona vacía y miserable.

Estas son cualidades que todo niño tiene que aprender. Indispensables para todo adolescente.

Parte 1, Parte 2, Parte 3

ADMINISTRACION DE TIEMPO

Para poder administrar bien el tiempo hay que tener la habilidad de reconocer las prioridades de lo que se tiene que hacer en un espacio de tiempo específico. Esto requiere saber poner metas de corto y largo plazo, trabajar con horarios, listas de responsabilidades y cuadros de proyectos. De misma importancia, nuestros hijos deben saber escoger a NO mal gastar su tiempo. Hoy en día, los medios, Hollywood y juegos de video, entre otros, están dedicados a hacerse de mucho dinero a expensa de nuestros hijos. Pero depende de nosotros enseñarles a identificar esas actividades que no solo son huecas y vacías, sino que nos roban de tiempo necesario para hacer otras actividades necesarias e importantes en nuestra vida.

Un joven bien entrenado en el buen manejo del tiempo, será uno que sobresale en el campo laboral. Toda carrera laboral requiere de buen discernimiento de uso de tiempo. Nuestros hijos deben llegar al trabajo siendo expertos en priorizar sus actividades y tiempo, en vez de llegar  aprenderlo ahí.

ADMINISTRACION DE DINERO

La buena administración del dinero es la base para ahorrarse, valga la redundancia, muchos problemas innecesarios en la vida. El aspecto más importante en la buena administración de dinero es el saber vivir dentro de sus recursos. En otras palabras, no gastar más de lo que se tiene. Las tarjetas de crédito, los almacenes que ofrecen financiamiento, los planes de crédito y el vecino que tiene mejores cosas que nosotros muchas veces nos hacen ciegos a nuestra realidad. Si nuestros hijos entienden desde bien temprano a estar agradecidos y contentos con lo que se tiene, se les hará mucho más fácil tomar buenas decisiones en cuanto a su dinero, cuando lo tengan.

Antes que nuestros hijos de vayan de nuestro hogar, ellos deben abrazar los siguientes conceptos como valores personales:

  • Huirle a las deudas como a una plaga fatal
  • Saber preparar, usar y vivir de acuerdo a un presupuesto
  • Tener una cuenta de ahorro con propósitos definidos
  • ¡Ser muy generoso!

Mas sobre dinero, aquí, aquí, y aquí.

MENTALIDAD EMPRESARIAL

Cuando me refiero a mentalidad empresarial, no quiero decir que busquemos que nuestros hijos sean dueños de una empresa. Me refiero a la importancia de que ellos conozcan sus habilidades innatas, sus talentos, sus inclinaciones naturales, los que lo distinguen de los demás, y que sepan usarlo para beneficio de otros, e incluso, para ganancia propia. ¿No es para esto que Dios nos hizo diferentes, para que podemos aportar a la sociedad con nuestras cualidades únicas?

Con una mentalidad empresarial, el joven deja de confiar en el pago regular de una empresa como su forma de subsistir en la vida, y comienza a verse como su propia solución, usando los dones que Dios ya le dio. Para esto, tenemos que enseñarles a nuestros hijos a tomar iniciativa, ser creativos, ser persistentes, buscar y tomar consejo, buscar siempre servir a los demás, y a estar contentos con lo que se tiene.

Nuestros hijos deben saber atesorar su trasfondo familiar, sus experiencias – buenas o malas, lo que saben, lo que conocen, y lo que les gusta hacer. Una combinación de todo esto les dará la fórmula mágica para emprender grandes proyectos. Lo hagan a tiempo completo o como hobby, no importa. Lo importante es que tengan satisfacción de hacer lo que les gusta, y poder defenderse con ello cuando vengan los golpes duros de la vida.

TRABAJAR DURO

Claro que es lógico que para salir adelante en un trabajo, carrera o empresa hay que trabajar duro. Pero, ¿cuántas personas NO trabajan duro? Muchas. Nuestros hijos tienen que ser la excepción. Como todo lo demás, la mejor forma de enseñárselo a nuestros hijos es modelándolo primero. Luego instruyéndolos y requiriéndoles nada menos que su mejor esfuerzo.

¿Qué es trabajar duro? Terminar lo que se empieza, y terminarlo bien. Intentar una y otra vez, hasta que salga bien. Mantener una buena actitud. Reconocer las incapacidades personales y buscar la ayuda y refuerzo apropiado. Tomar iniciativa. Ser diligente. Ser valiente, y no cobarde. Estar dispuesto. Sacrificarse. Tener en orden las prioridades. Trabajar con integridad. Ser leal. Ser proactivo. Estar claro del propósito del trabajo. Saber apreciar y disfrutar el fruto de la labor. Todo esto comienza en el hogar.

PERSISTENCIA

Dale Carnegie una vez dijo que la mayoría de las cosas importantes en el mundo se han llevado a cabo por personas que han seguido intentando cuando no parecía haber ninguna esperanza. Tiene toda la razón. Pienso en todos los inventos que hacen nuestra vida más útil y cómoda, ¿no fueron probados una y otra vez hasta conseguir el resultado deseado?

Tomas Edison fue quien invento el bombillo de luz. Pero no todos saben que una maestra lo insultó por mal estudiante. El tenia problemas de oír, por eso a veces no escuchaba bien lo que la maestra le pedía (también soñaba despierto, durante clases, sobre su siguiente experimento). La mamá, indignada, lo saco de la escuela y enseñó a Tomas en casa, animándolo a que persistiera. A la edad de 9 años, el comenzó a armar un laboratorio de experimentos. Aunque la mayoría de sus inventos eran un fracaso total, la mama lo continuaba fortaleciendo a que siguiera adelante y probara una vez más. Tomas Edison patento 1,093 invenciones. En su edad adulta, él le dio la mayoría del crédito a su mamá, que fue quien le insistía en persistir a pesar de las dificultades.

Nuestros hijos tienen mucho potencial. A veces no lo saben, ¡afirmémoslos! Van a recibir rechazo y tal vez burla. Identifiquemos estos momentos y ayudémosles a adquirir una perspectiva correcta de la vida. Dios les tiene un llamado específico, guiémoslos para que aprendan a no desviarse de este camino.

2218444906_4e37d67ccc_m

Foto por amanky

Involucremos a nuestros hijos en nuestro diario vivir. Ellos nos pueden ayudar en casi todos los quehaceres de la casa. No importa la edad. No trabajemos sin ellos. Que ellos sepan lo que su papá o mamá hacen en el trabajo fuera de la casa. Ayudémosle a apreciar el esfuerzo. Enseñémosle a trabajar en unidad y harmonía. Nunca los castigues con trabajo para que no tengan un mal concepto de él. El trabajo no es un castigo. Es una bendición y un privilegio.

November 6, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Familia, Finanzas, Hijos | , | 1 Comment

La mujer exitosa en el ámbito de trabajo

Foto por webgrl.

Se conocida por tus valores. Distingue los valores que te caracterizan, y determina, a propósito, a ser conocido por ellos. Ejemplos de algunos valores: Gozo, compromiso, convicción, valentía, cortesía, diligencia, generosidad, harmonía, madurez, integridad, liderazgo, gentileza, respeto, verdad, sabiduría, etc.

Elige bien tus palabras. No dejes que tu boca ponga tropiezo a reputación, o aun, a tu propio empleo. Escoge bien tus palabras y solo utilízalas para pedir dirección, estimular a otros, ayudar a los nuevos o quienes saben menos que tu, y para afirmar. A toda costa, evita el chisme, criticar a los demás (especialmente a tu jefe), y juzgar a otros (tus compañeros de trabajo o clientes).
Ten presente que es mejor ser rechazada por defender lo que es correcto, que de ser querida por ser tibia en tus convicciones.

No tengas NINGUN contacto físico con el sexo opuesto (a menos que seas doctora, enfermera, policía o entrenadora personal). No existe ninguna razon por la cual alguien del sexo opuesto ponga mano sobre ti, en ninguna parte del cuerpo. A lo mas, puedes da un firme apretón de manos al saludar a tus clientes. Nunca uses tu atractivo físico para obtener un avance en tu carrera profesional. Estate alerta de alguien que potencialmente te puede causar algún daño, especialmente físico. Busca ayuda de inmediato si te encuentras en una posición peligrosa.

Mujeres casadas: Que tu esposo sea conocido donde trabajas por tus amables palabras sobre él. Cada vez que hables de él, honrarlo.

Las mujeres solteras: Que todos sepan que buscas vivir una vida de pureza y paz.

Vístete para llamar la atención a tu cara y tu carácter. Desiste la tentación exponer alguna parte de tu cuerpo, ya sea al descubierto, o por usar ropas muy pegadas al cuerpo. No importa que esté de moda, la ropa es para abrigarnos y cubrirnos, no para hacer llamar la atención al cuerpo. Se selecta en escoger tu vestimenta. Usa colores que te quedan bien con tu tono de piel y pelo. Usa estilos que te ayudan a ver elegante, no como una mujer cualquiera. Aprende a usar bien el maquillaje. Busca un estilo atractivo para tu cabello. Cada mañana, vístete sabiendo que vas a tener un día exitoso. La clave: atrae atención a tu rostro y a tu carácter.

Estate alerta a cualquier oportunidad para compartir las Buena Nuevas*:
1. Ama genuinamente. Tratarlos como si fueran hermanos y hermanas en Cristo que te son muy queridos. En resumen, ámalos como nunca han sido amados.
2. Se gozosa. Todo el mundo se siente atraído a la alegría, y nadie te va a culpa por ello. Ellos van a querer lo que tienes.
3. Trabaja duro, muestra una buena ética de trabajo y se exitosa. Se la mejor en lo que hagas. Todo el mundo admira el éxito y el esfuerzo sincero. Se te va a respetar por ello.
4. Se verdaderamente útil. Aporta algo en la vida de todos los que conoces. Haz que se sientan mejor acerca de sí mismos de una manera limpia y pura.
5. Se generosa. Cuando los demás te ven dando, reconocerán a Dios en ello.
6. Se amable y alegre en tu justicia. Busca la justicia y no condenes. No lo condenes, pero siempre adopta una postura moral bíblica – no excuses el pecado. Al negarte a participar de su pecado, no lo hagas de una forma que dice “Yo soy mejor que tú.”
7. Se sincera y abierta. Comparte acerca de tus luchas. Sea prudente… La gente tiene miedo de lo desconocido. Permite que la gente te conozca y vea que no muerdes, no los pases “sermoneando” y no les guardes ningún secreto.
8. No hagas cosas religiosas para ser vistos por los hombres. Deja que tu justicia sea la pureza de corazón y de la intención.
9. ¡Reconoce a Dios! Habla de Dios y de Jesús cuando el momento lo amerita, de manera espontánea. Por ejemplo, podras decir: “¿No es un día hermoso que Dios ha hecho?” O “Dios me ha bendecido con buena salud”. En ciertas ocasiones, podras decir algo como: “Si no fuera por Jesucristo, estaría en mi camino al infierno”.
10. ¡Estate lista! Siga la dirección del Espíritu Santo en saber quién está listo para recibir el mensaje.
Con el tiempo, alguien se abrirá y te hara una pregunta como “¿Por qué siempre andas feliz?” O “¿Por qué no XXXX? Contesta honestamente, hablando de tu compromiso con Cristo y lo el ha hecho en tu vida. Cuando el momento sea el correcto, comparteles la historia del evangelio en detalle. Si ganas una tan sola alma, y todo esto vale la pena.
Ten en cuenta que probablemente no vas ganar a todos tus compañeros de trabajo para Cristo. Sólo un alma más necesitada es suficiente. Y cuando tengas la bendición de ver a uno venir a Cristo, se te hará mucho más fácil de impresionar a los demás con Cristo.

Despídete con gracia. No quemes tus propios puentes, como dicen. Dentro de lo que puedas, no dejes mal nombre. Por muy injusta que haya sido la situación, se amable, porque todos están librando una dura batalla.

 

*Esta lista la adapte de una que hizo Michael Pearl.

October 14, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Cultura, Mujer | 2 Comments

Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 2

Foto por bitzcelt.

Esta es la primera parte de una lista resumida de los varios elementos de carácter que tenemos que forjar en la vida de nuestros hijos (lee aquí la introducción). Los padres somos los únicos responsables en formar estas áreas de carácter en ellos. Una vez que un hijo se apodera de estas herramientas, estará listo para enfrentar cualquier situación en la vida ¡y triunfará!

No hay ningún orden de importancia en esta lista.

DILIGENCIA

Nuestros hijos tienen que hacer todo con diligencia, esto eso, con prontitud y rapidez pero a la vez, con eficiencia y excelencia. Tenemos que enseñarles a obedecer una orden en el momento que se les da y no les podemos aceptar resultados mediocres, ¡nunca! Para esto, tenemos que dedicar tiempo enseñándoles como hacer las cosas bien: recoger los juguetes, guardar la ropa, poner la mesa, limpiar un baño, lavar el carro, etc. Una vez miremos que ellos pueden hacer algo por sí solos, démosle la responsabilidad y esperemos que lo hagan bien. No aceptes trabajos a medias, y nunca recompenses algo hecho sin el mejor esfuerzo. Enséñeles a apreciar las cosas bien hechas. Todos sus sueños pueden convertirse en realidad si saben hacer las cosas con diligencia

RESPONSABILIDAD

Tenemos que enseñarles a nuestros hijos a estar conscientes de sus obligaciones y que sean prontos en cumplirlas. Algo particular de la responsabilidad, es que es pertinente solo al individuo. Por ejemplo, la cocina de mi casa tiene que estar limpia. Yo lo puedo hacer ocasionalmente y puedo esperar que a alguien también se le ocurra ayudar. Pero para que mi cocina permanezca limpia – de tal forma que se pueda cocinar a diario con higiene y sin inconvenientes – alguien tiene que tomar la responsabilidad. Mientras yo no tome esa responsabilidad, voy a estar muy frustrada con el resultado de una cocina que no se limpia por sí misma. Lo mismo sucede con nuestros hijos. Si ellos no aprenden a tomar responsabilidad en la vida, van a vivir frustrados preguntándose porque cosas importantes no se resuelven por sí solas.
También es primordial que aprendan a tomar responsabilidad de sus acciones, o las falta de ellas. Esto lo podemos lograr cuando ellos se pueden equivocar sabiendo que les vamos a mostramos nuestra aceptación incondicional, pero al mismo tiempo los vamos a guiar a que corrijan su error. Si desde bien temprano son instruidos a pagar por sus errores, se les hará más fácil cometer menos de ellos a medida que van creciendo.

RESPETO

Tanto el niño como el joven deben saber respetar y conocer lo que deben respetar. Respeto, en resumen, es darle la estima y valor debido a una persona, circunstancia u objeto. Esto comienza cuando les enseñamos a nuestros hijos lo que es importante: la vida de cada ser humano, las relaciones que Dios nos da, la creación de Dios, los principios bíblicos, la sabiduría, la libertad, etc. ¿Qué es importante para ti? Pásalo a tus hijos. Demanda que ellos les den la estima y valor a lo que lo merece. De igual manera, ayudémosles a identificar las cosas que nos son de mucha importantes y las que definitivamente no tienen valor, tal como el egoísmo, el chisme, la burla, la glotonería, el menosprecio, soberbia, etc. Al enseñarles a  identificar y vivir dándole estima y honor lo que tiene valor, nuestros hijos podrán tomar decisiones sabias en sus vidas y gozar de sus resultados.

INTEGRIDAD

Dentro de la integridad se encuentra una serie de cualidades ligadas entre sí mismas e indispensables para la humanidad: decencia, equidad, honestidad, rectitud, verdad, imparcialidad, autentisismo y perfección. La integridad le ayudará a nuestros hijos a dar el siguente paso, y a darlo bien; a hacer siempre lo recto; a tomar el lado ‘correcto’ en un asunto; y a promover y celebrar la justicia. Tenemos que hacerles ver que van a enfrentarse con situaciones donde van a estar en peligro de perder bastante: una gran oportunidad deseada, un proyecto, una clase, un trabajo, un sueldo, un reconocimiento y tal vez a una amistad muy querida, por amor a la integridad. En estos momentos, ellos tienen que llenarse de valor y luchar por lo correcto. Cueste lo que les cueste. A la larga, es mas fácil cuidar nuestra integridad, que tratar de recuperarla. Por eso, desde muy temprano los tenemos que instruir en el camino de la integridad, aun en las cosas minúsculas de la vida. Hagámoslos responsables de sus faltas. Que aprendan a pedir perdon sin tener verguenza. Que paguen el precio de sus errores. Que con valor y honor defiendan al débil en una causa justa. Que sepan que siempre hay Alguien que los esta viendo que tiene el poder de recompensar al que hace el bien y lo recto.

Esta sociedad está escasa de hombres y mujeres que caminan en integridad. Démosle a este mundo hijos e hijas que tienen el valor de defender los principios bíblicos – aun con sus propias vidas.

Continuará…

October 6, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Cultura, Familia, Hijos | 5 Comments

Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 1

Foto por foreversouls.

Ningún padre desea ver a un hijo fracasar. Mucho menos que lleve una vida mediocre y de poca aportación a la humanidad. De lo contrario, el momento que nos nace un nuevo hijo o hija, nos llenamos de esperanza y sueños. Nuestro corazón comienza a latir con deseos de gozo, salud y bienestar para nuestro hijo(a).

Pero el papel de padre o madre en la formación del hijo pueden ser tan agobiantes, y a veces confuso – por la sencilla razón que nuestro hijo o hija tiene un alma, una voluntad propia y un propósito específico para su vida, diseñado por Dios. ¿Cuál será el futuro de mi hijo? ¿Qué le debo de enseñar? ¿En qué va a sobresalir? ¿De qué lo tengo que proteger? ¿Qué es lo que le tengo que corregir? ¿Qué si me equivoco?

Estas preguntas son validas y muy importantes. Aunque las respuestas van a variar según cada uno de nuestros hijos, hay una forma de disparar con garantía y darle al blanco. Hay una sola ruta que determina el éxito en la vida de nuestro hijo. Nos podemos equivocar en varias cosas, pero si fallamos en esto, podemos esperar cualquier tipo de fracaso en la vida de nuestro hijo – y sus consecuencias.

Si nos proponemos nuestro corazón en esto, nos preparamos, esforzamos y perseveramos, la bendición y el gozo de su fruto serán incalculables, en la vida de tu hijo y aun en su descendencia.

En una sola palabra: CARÁCTER

Si dedicamos todos nuestros esfuerzos en formar el carácter de nuestros hijos según Las Escrituras, vamos a preparar estas vidas para disposición de lo que Dios tiene ya planificado para sus vidas. Para esto, tengo que (1)resistir la tentación de hacer de sus estudios escolares más importante que la formación del carácter. También tengo que (2) rehusar comparar su crecimiento espiritual y desarrollo intelectual con otros. (3) No puedo caer en la trampa de dejarlo aspirar las cosas vanas que el mundo ofrece. Y muy importante, tengo que (4) poner a un lado mi propia agenda para su vida, y estar atenta a lo que Dios quiere específicamente de cada uno de mis hijos.

¿Qué mas quiero que ver a mis hijos como instrumentos útiles en las manos del Creador? ¿Qué otra cosa deseo ver en mis hijos más que el fruto y bendición que producen sus vidas a traves de sus personalidades, intereses, habilidades y talentos?

Entre mas pequeños estén tus hijos, mas fácil es y más oportunidad tienes de hacer un buen trabajo. Si tus hijos ya están más grandes, pero aun están en casa, todavía tienes la responsabilidad de fomentar en ellos el carácter de Jesucristo.

En esta serie voy a dar una lista de disciplinas – o elementos de carácter – especificas que tenemos que enseñarle a nuestros hijos.

Nos vamos a equivocar una y otra vez en la crianza de nuestros hijos. Pero en la formación del carácter de nuestros hijos ¡tenemos que triunfar! – Dios ya nos dio las herramientas.

October 3, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Familia, Hijos, Madre | 5 Comments

El liderazgo y el amor

Foto por WolfS♡ul.

Una de las descripciones más poderosas del carácter de Cristo es la que Pablo nos da en Filipenses 2,

“… El cual, siendo en forma de Dios, no consideró la igualdad con Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, teniendo el mismo la naturaleza de siervo, hecho semejante a los humanos. Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”

 
Aquí vemos, claramente que el estilo de liderazgo de Cristo fue uno a través del amor,  servicio y sacrificio. Pero a veces, el encanto de ser líder puede ser más atractivo que el duro sacrificio que involucra un verdadero liderazgo.

Hace unos años atrás aprendí una gran lección sobre liderazgo. Leyendo unos escritos de Henry J. M. Nouwen, entendí algo esencial. El poder que uno puede tener a través del liderazgo puede convertirse en la excusa perfecta para evadir el arduo trabajo del amor sincero y verdadero. El amor que se describe a través de la Biblia es un amor que siempre pone a los demás de primero, un amor sacrificado y firme, un amor que busca el mejor interés de los demás, un amor que dura para siempre. Este es el amor que se nos manda experimentar en la vida real.

Considera esto cuando estes ante una posición de liderazgo, ¿vas a elegir el poder o el amor? Este fue un gran reto para mí: detenerme y cuestionar mis motivos. No, no quiero buscar el poder. Quiero ser influyente a través del amor, el amor verdadero. Cristo fue el ejemplo perfecto.

Yo sólo soy una vida más, transformada por su humildad y amor perfecto para toda la humanidad.

September 28, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Cultura | Leave a comment

Las Prioridades y la Vida

Foto por jalalspages.

 

A medida que pasa el tiempo, la vida solo se convierte más compleja. Esto no es algo necesariamente malo. De lo contrario, una vida rica es una vida con diversos roles, retos y responsabilidades. Pero, ¿cual es la respuesta para llevar una vida sencilla, alegre y productiva?

PRIORIDADES

Una prioridad es algo que importa o tiene urgencia en nuestro diario vivir. Cuando determinamos las prioridades en nuestra vida, es más fácil tomar decisiones que nos ayudan a convertirnos en las personas que deseamos ser.

¿Cómo determinar tus prioridades?

Si no lo has hecho, toma un par de horas un día y apártate con un papel y lápiz para meditar y tomar nota de tus pensamientos. Pregúntate, ¿Qué personas son importantes para mí? ¿Por qué? ¿Qué actividades son importantes para mí? ¿Por qué? ¿Cuáles son las metas que tengo en mi vida? ¿Qué es lo que aspiro? ¿Hay algo en mi vida que no le he dado la importancia que merece?

Repasa tus notas y haz una lista de lo que tú consideras como prioridad en tu vida. Esto puede ser algo muy personal entre tú y Dios, o lo puedes compartir con personas sabias, cercanas at ti, que te puedan ayudar a determinar tus prioridades.

Puede ser fácil, y hasta automático, recitar las prioridades de nuestra vida. Pero, ¿te has preguntado últimamente, si verdaderamente estás viviendo tu vida de acuerdo a tus prioridades?

Una manera fácil de llegar a la infelicidad o miseria es cuando vivimos una vida diferente a lo que creemos. Piensa en eso un momento. Si tu esposo o tus hijos son prioridad en tu vida, ¿le podríamos preguntar si ellos sienten que lo son? Si las relaciones son prioridad en tu vida, ¿Qué dirían tus amistades?

Haz el compromiso de desarrollar un estilo de vida que modelen tus prioridades. Esto no sucede de la noche a la mañana. Es algo que debemos buscar día a día. También es importante considerar que las prioridades cambian, a medida que entramos en nuevas etapas en nuestras vidas. Lo importante es tener claridad de tus prioridades y luchar persistentemente por ellas.

El mundo y nuestro enemigo tienen un objetivo: distraernos y alejarnos de lo que importa en nuestras vidas para derrotarnos. Muchos pueden decir que la familia es una prioridad, pero sus vidas lo niegan. Por eso hay tantos matrimonios dañados, familias destruidas, hijos miserables. Decide dedicarle de tu tiempo y tu vida a tus prioridades, sino, alguien más lo hará por ti.

En la etapa que estoy en mi vida, cuatro de las prioridades que consumen casi todos mis días son:

♥Dios, mi Padre, Creador el que me salvo. Estos días he estado pasando varias horas en la lectura de la Biblia, aprendiendo sobre el carácter de Dios- que nunca cambia- según el Antiguo Testamento. También he pasado incontables momentos trayéndole peticiones, acciones y de gracias y consultas en oración.

♥Mi esposo, mi mejor amigo, mi amante, el que cuida de mí, protege y provee. No solo busco servirlo directamente a él, sino le muestro mi amor cuando cuido de mi vida. Yo se que él se siente completo cuando su esposa es gozosa, productiva, dulce y cariñosa (es difícil ser todo esto si vivo estresada, agotada, amargada o enojada). Por amor a mi esposo, busco llenar mi vida hasta que sobreabunde.

♥Mis hijos, las personitas que mi esposo y yo procreamos, el gozo continuo de nuestras vidas. Aparte de amar a mis hijos incondicionalmente, he hecho el compromiso de criarlos en los caminos de Dios. Aprovecho cada momento que puedo para enseñarles de Dios. En estos días de su formación, he escogido dedicarles la mayoría de mi tiempo a ellos. Yo estoy segura que soy la única persona que puede hacer el trabajo de madre en la vida de ellos, y quiero darles de lo mejor de mí. Mientras crecen, nadie más me necesita que ellos.

♥La Iglesia, el cuerpo de Cristo, la esperanza de este mundo. Mi padre suele decir, “Si Jesucristo derramo su sangre y dio su vida por la Iglesia, lo menos que puedo hacer es vivir para servir a su Iglesia.” No solo lo he escuchado de sus labios, sino que lo he visto vivir esta convicción toda mi vida. Y he visto el fruto de ello y es algo que o deseo en mi vida. Mis padres me pasaron la convicción de tener a La Iglesia de Cristo como prioridad en mi vida. Conociendo mis talentos y habilidades, busco siempre ponerlos a la disposición de la iglesia del cual soy miembro, y así ayudar a edificarla.

Resultados

Cuando vives de acuerdo a tus prioridades, te das cuenta que hay muchas cosas inecesarias que consumen tu tiempo. Resiste querer hacerlo todo, descuidando lo importante. Cuando empiezas a darle prioridad a tus prioridades, valga la redundancia, te econtraras con inumerables situaciones donde tendras que ser firme y decir “NO”, para decir “SI” a lo importante.

“Pasa tiempo con los que amas. Uno de estos días dirás, “Ojala lo hubiera hecho” o “Gracias a Dios lo hice.” -Zig Ziglar

September 9, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Esposa, Hijos | 4 Comments

Termina el verano (y Dios continúa trabajando)

Foto por  mobilestreetlife.

El verano esta por terminar. Ya estoy pensando en que hacer para los festejos y celebración del nacimieto de nuestro Salvador.

Este verano estuve muy ocupada en mi vida personal.  Fuimos con mi familia a visitar familiares y amistades en Honduras, cuando, gracias a Dios, el ex-presidente Zelaya fue separado del poder como Presidente de Honduras. Esto me provocó a indagar más en las leyes y Constitución de mi país natal, Honduras, buscando, en todo momento, tomar mis posiciones políticas en base a los principios bíblicos. El siguiente mes fui parte de un grupo misionero que viajo a Managua, Nicaragua; al regreso de Nicaragua, integré otro grupo que planificó y realizó la primer conferencia de mujeres de nuestra Iglesia en Miami,  Mujer Radiante.

Mis hijos continúan creciendo, aprendiendo, cambiando. etc. Madi tomo clases de ballet, que le facinaron. Los hemos llevado a la playa, a la biblioteca y a parques locales incontables veces. Mi esposo y yo sabemos que es una bendicion poder ser parte de la formación diaria de dos personitas tan especiales para Dios. ¡Es un privilegio!

A medida que se aproxima la culminación de otro año más, Dios me ha estado llamando a la quietud. (Es por eso que no he estado actualizando este blog con tanta frequencia). Parte de mis planes para el resto del año incluye leer la Biblia en 90 días, lo cual, si Dios lo permite, la terminaré de leer el 18 de Noviembre. Me esta tomando como 1.5 horas diarias en la lectura de Las Escrituras. Tambien he delegado algunas de mis responsabilidades de ciertos ministerios en mi iglesia. No me estoy comprometiendo con nada nuevo de lo que estoy haciendo actualmente.

 Siento que Dios me ha llamado a simplificar mi vida, mientras mis hijos estan pequeños, dándole prioridad a mi matrimonio, la crianza y educación de mis dos hijos, y el manejo de mi hogar y nuestro negocio familiar.

No obstante, he visto como el enemigo ha querido desbaratar lo que Dios esta haciendo en mi vida. Pero ya tomé mi decisión, ya hize un compromiso:

Voy a dejar [y buscar] que el plan que Dios tiene para mi vida triunfe.

 

  

No es fácil. Sátanas tiene mucha experiencia atacando a los hijos de Dios. Lamentablemente, muhcas veces el enemigo usa a nuestros propios hermanos en la fe para desanimarnos. Mentiras. Chismes. Dudas. División. Hay días donde quisiera gritarle al mundo (de mi familia de la fe) que yo estoy aquí únicamente para servir, honrar y traerle gloria a Dios. Nada mas. ¿Por qué me juzgan? ¿Por qué dudan del ministerio de mis padres? ¿De lo que mis hermanos y yo hacemos? ¿Qué buscan comprobar? Hay mucho trabajo. Hay almas perdidas. La mies es mucho y los pocos obreros estan distraidos en pleitos, causando división en la iglesia de Dios.  Pero en esos momentos me recuerdo que Dios tambien esta haciendo una obra en sus vidas.

 

Es un gran privilegio para mí ser parte de la familia de Gran Comisión. Los mejores hombres y mujeres que conozco son parte de esta gran familia, muchos han dejado todo por amar y servir al Dios viviente. Es un honor para mí servir junto a ellos.  Es un gran reto para mi seguir sus ejemplos. Cuando estoy con ellos, se refresca mi alma. Deseo que mi vida, como la de ellos, sea un olor fragante. El ver la vida de estos hombres y mujeres, muchos de los cuales este mundo no es digno ellos (Hebreos 11:38), recobro mis fuerzas y repito:

Voy a dejar [y buscar] que el plan que Dios tiene para mi vida triunfe.

 

Este siempre a sido el respirar de mi vida, esta es mi vida, y le pido a Dios que me de muchos años para continuar viviendolo:

18 Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Amén.

Mateo 28:18-20

August 27, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter | 1 Comment

Cómo empezar a salir de deudas: CONTENTAMIENTO – parte 1

Para empezar a salir de deuda nos tenemos que contestar con mucha honestidad, ¿cómo llegue a endeudarme tanto? Las repuestas pueden variar. Puede ser por una emergencia médica y de salud. Puede ser porque te robaron algo que era necesario remplazar de inmediato. O puede ser por un manejo de dinero bien pobre. Pero la mayoría de las personas están en deudas porque viven más allá de lo que sus ingresos le permiten. Al perecer, se encuentran en una situacion de descontentamiento. Probablemente han caido en el engaño de “quiero más,” cuando lo que tienen es suficiente.

Antes de armar un plan estratégico para vencer y eliminar las deudas, hay que definir, entender y anhelar uno de los secretos más sagrados del cristianismo:

CONTENTAMIENTO.

El diccionario español da una definición bien simple pero directa: Alegre, satisfecho. El léxico griego lo define como ‘suficiencia’.

En su libro, The Rare Jewel of Contentment (La Joya Preciosa del Contentamiento) Jeremiaha Burroghs escribe sobre el contentamiento:

1. El contentamiento nace en mi interior. Es un estado de ser que no es afectado por circunstancias externas.

2. El contentamiento produce una vida de quietud del corazón. Pero, ¿qué significa vivir en quietud de corazón?
Estar contento y quieto de espíritu:

  • Reconoce un sentido real de aflicción. En otras palabras, no quiere decir que estar contento es ignorar el dolor o sufrimiento que a veces llega a mi vida. El verdadero contentamiento se demuestra cuando reconozco mi aflicción como algo real y la traigo a los pies de Dios.
  • Es poder compartir, decentemente y en orden, mi llanto y sufrimiento con Dios y seres queridos. Estar contento no quiero decir que dejo de expresarle a Dios y a otros como realmente me siento. Demostrado por el Salmista, a Dios le agrada escuchar mi clamor de dolor. Porque es ahí, donde muchas veces El me responde. También puedo dar a conocer mi dolor hacia mis amistades, compartiendo como Dios está lidiando con mi vida, y así poder obtener palabras de sabiduría y ánimo de parte de ellos.
  • Me permite buscar, con todas las formas legítimas, la salida del problema. Estar contento no significa que me voy a quedar sentada en medio de la aflicción sin hacer todo lo que pueda para salir del problema. Es en la búsqueda de querer librarme de la aflicción donde descubro y encuentro la voluntad de Dios.

Estar contento y quieto de espíritu:

  • Es contrario a la murmura y queja. Si no le soportamos esto ni a nuestros hijos, compañeros de trabajo o empleados, mucho menos voy a obtener el favor de Dios así.
  • Es contrario al enojo y a la mala actitud. Como dicen, “un hombre sabio puede estar triste por sus aflicciones, pero no enfadarse con ellas”.
  • Es contrario a un espíritu alborotador o revoltoso, causando desorden y confusión de pensamientos.
  • Es contrario a un estado de inestabilidad, abandonando las responsabilidades y compromisos que Dios me ha dado para con El y los demás.
  • Es contrario a la distracción de lo trivial y secular. Mientras Dios está lidiando conmigo, debo permitir que su Palabra penetre hasta lo más profundo y rechazar cualquier distracción o lucha que el enemigo quiera crear.
  • Es contrario a un desanimo continuo. Entre más fuerte sea la tentación de desanimarme, mas debo buscar aprender a ser contenta.
  • Es contrario a buscar llenar mis apetitos de la carne o indagar en cualquier pecado para buscar la solución rápida o salida fácil. Muchas veces, la corrupción de nuestro corazón y debilidad de nuestra fe nos impide confiar plenamente en Dios.
  • Es contrario a una desesperación de corazón que se convierte en rebeldía. Si una prueba ha durado mucho tiempo, debo de cuidar de que mi corazon no se vuelva en contra de Dios.

 

3. El contentamiento es lo que define y enmarca mi carácter. Algo que contamina el resto de mi ser. No es algo que produce mi ser, sino una disposición de mi alma.

4. El contentamiento es un estado del corazón, lleno de la gracia de Dios. No tiene que ver con el tipo de temperamento que tenga, o si tengo la personalidad para lidiar con los problemas con calma, o si algún problema mes molesta más que otro, o si tengo la habilidad de enfrentar un problema mis propias fuerzas. Todas estas cosas no definen un corazón contento. El corazón contento, lleno de la gracia de Dios se distingue por una pronta respuesta al llamado de Dios a servir, aun en medio de una prueba.

5. El contentamiento me permite fácilmente someterme a cualquier disposición de Dios. Esto quiere decir que no me debe costar mucho encontrar contentamiento cuando enfrento una prueba. Tampoco debo resistir o tomar la aflicción o prueba a la ligera.

6. El contentamiento me permite someterme a la disposición de Dios, y tomar placer en esa disposición. El someterse requiere ‘ponerse bajo’. Si mi actitud es altiva, o si me pongo ‘sobre’ la voluntad de Dios, entonces no me estoy sometiendo a su disposición.

7. El contentamiento toma placer en la disposición de Dios. No solo debo de aprender a estar contenta en la aflicción, sino que debo también ver lo bueno en ella.

8. El contentamiento viene de la disposición de Dios cuando me sujeto y tomo placer en ella. La persona que ha aprendido esta lección, ve a Dios en todo, y resiste buscar los origines o causas del problema. El contentamiento nos ayuda a descansar en la sabiduría y control soberano de Dios.

9. Finalmente, el verdadero contentamiento se demuestra en todas y cada una de las pruebas. Tenemos que estar contentos en cualquier tipo de aflicción o problema; a pesar de a lo que sucede y sin importar el tiempo o duración del problema.

Es imposible salir y vivir libre de deudas sin hacer el contentamiento y agradecimiento una parte integral de nuestra vida. Una vez que definimos la vida, lejos de lo material – de lo que tenemos o no tenemos, las decisiones para invertir o gastar dinero se nos hacen más fáciles y prácticas.

 

Foto por carlosm76

June 17, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Finanzas | , , , | 1 Comment