Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

www.MujerRadiante.com

Advertisements

July 7, 2010 Posted by | ¡Un poco de todo!, Blogroll, Cáracter, Cocina, Controversias, Cultura, Esposa, Esposo, Familia, Finanzas, Hijos, Hogar, Limpieza, Madre, Martes de Buenos Modales, Matrimonio, Metas, Mujer, Organizacion, Sabados Simplemente Sabrosos, Salud | Leave a comment

Para Madres Solteras

Visita mi nueva pagina para encontrar articulos para madres solteras.

www.MujerRadiante.com

“Soy Madre Soltera” por Yanira Perez

January 15, 2010 Posted by | Cultura, Familia, Madre | Leave a comment

Hijos exitosos: Lecciones NECESARIAS – Parte 1

Foto por foreversouls.

Ningún padre desea ver a un hijo fracasar. Mucho menos que lleve una vida mediocre y de poca aportación a la humanidad. De lo contrario, el momento que nos nace un nuevo hijo o hija, nos llenamos de esperanza y sueños. Nuestro corazón comienza a latir con deseos de gozo, salud y bienestar para nuestro hijo(a).

Pero el papel de padre o madre en la formación del hijo pueden ser tan agobiantes, y a veces confuso – por la sencilla razón que nuestro hijo o hija tiene un alma, una voluntad propia y un propósito específico para su vida, diseñado por Dios. ¿Cuál será el futuro de mi hijo? ¿Qué le debo de enseñar? ¿En qué va a sobresalir? ¿De qué lo tengo que proteger? ¿Qué es lo que le tengo que corregir? ¿Qué si me equivoco?

Estas preguntas son validas y muy importantes. Aunque las respuestas van a variar según cada uno de nuestros hijos, hay una forma de disparar con garantía y darle al blanco. Hay una sola ruta que determina el éxito en la vida de nuestro hijo. Nos podemos equivocar en varias cosas, pero si fallamos en esto, podemos esperar cualquier tipo de fracaso en la vida de nuestro hijo – y sus consecuencias.

Si nos proponemos nuestro corazón en esto, nos preparamos, esforzamos y perseveramos, la bendición y el gozo de su fruto serán incalculables, en la vida de tu hijo y aun en su descendencia.

En una sola palabra: CARÁCTER

Si dedicamos todos nuestros esfuerzos en formar el carácter de nuestros hijos según Las Escrituras, vamos a preparar estas vidas para disposición de lo que Dios tiene ya planificado para sus vidas. Para esto, tengo que (1)resistir la tentación de hacer de sus estudios escolares más importante que la formación del carácter. También tengo que (2) rehusar comparar su crecimiento espiritual y desarrollo intelectual con otros. (3) No puedo caer en la trampa de dejarlo aspirar las cosas vanas que el mundo ofrece. Y muy importante, tengo que (4) poner a un lado mi propia agenda para su vida, y estar atenta a lo que Dios quiere específicamente de cada uno de mis hijos.

¿Qué mas quiero que ver a mis hijos como instrumentos útiles en las manos del Creador? ¿Qué otra cosa deseo ver en mis hijos más que el fruto y bendición que producen sus vidas a traves de sus personalidades, intereses, habilidades y talentos?

Entre mas pequeños estén tus hijos, mas fácil es y más oportunidad tienes de hacer un buen trabajo. Si tus hijos ya están más grandes, pero aun están en casa, todavía tienes la responsabilidad de fomentar en ellos el carácter de Jesucristo.

En esta serie voy a dar una lista de disciplinas – o elementos de carácter – especificas que tenemos que enseñarle a nuestros hijos.

Nos vamos a equivocar una y otra vez en la crianza de nuestros hijos. Pero en la formación del carácter de nuestros hijos ¡tenemos que triunfar! – Dios ya nos dio las herramientas.

October 3, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Familia, Hijos, Madre | 5 Comments

Para mi mamá: ¡Feliz Día de las Madres!

Foto por .mands.

Foto por .mands.

El día de las madres se celebra a todas las mujeres que han dado a luz un hijo. Y muy apropiadamente, toda madre merece ese día especial en donde la elogian sus hijos  y esposo.

Pero hay madres que merecen los honores más altos que se pueden dar.  

“Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú las sobrepasas a todas.” Proverbios 31:29

Mi madre, Lucy Guerra,  es una de ellas (por eso tengo huellas bien grandes que llenar).

Mi mama ha dedicado los últimos 28 años de su vida, como parte de su servicio a Dios, a la crianza de sus seis hijos. Por amor a nosotros y en obediencia a Dios, ella decidió llenar su vida de todas las bondades que solo una madre dedicada a sus hijos puede experimentar.

Ella nos enseñó con su vida e instrucción, que  Dios es amor. Pero hay que temerle grandemente.

Ella nos ha compartido a través de los años cosas grandes que Dios le ha mostrado y ha hecho en su vida.

Ella nos enseño a caminar como Jesucristo.

Ella nos enseño a servir, respetar y obedecer a nuestro papa.

Ella insistía, (muchas veces) contra viento y marea a vivir como hermanos, juntos en harmonía…porque eso le agrada a Dios.

Ella me enseño a cocinar desde mucho antes que me pueda acordar. No porque lo tenía que hacer, sino porque ella compartía todo lo que hacía conmigo, y mis hermanos.

Ella me enseño a aplanchar a los 5 años. No por abusar de mi, si no porque ella sabía que yo estaba lista. Lo cual me afirmo, a tan poca edad, que mi vida era bien importante para la familia. Poder contribuir en la familia siempre me ha llenado de propósito.

Ella me dejo costurarle una faldita a una muñeca antes de los 10 años. Lo hizo para mostrarme que muchas cosas difíciles se pueden alcanzar con paciencia, dedicación y práctica.

Ella se sentaba con nosotros a ver TV, para podernos explicar si lo que mirábamos iba de acuerdo a la Biblia, o no. Siempre nos limito a 2 horas al dia el uso del TV en nuestra casa. Ella quería que usáramos nuestra creatividad y energías fuera de la casa, en la cocina, sumergidos en libros y compartiendo como hermanos.

Ella nos enseño a orar por otros niños de la iglesia que estaban enfermos o estaban pasando momentos duros.

Ella me ayudo a compartir el evangelio por primera vez  a una vecinita, Candy, cuando yo solo tenía 6 años.

Ella nos ponía a orar por mi papa, cuando el tenia un evento importante en la iglesia, o cuando estaba de viaje.

Ella hacia dibujos grandes en cartulina que demostraban alguna cualidad bíblica. Lo pegaba en una pared del cuarto, y nos ayudaba a memorizar un pasaje bíblico.

Ella, con mucho coraje, tomo la responsabilidad de educarnos en el hogar. Por el sencillo motivo de instruirnos exclusivamente en los caminos de Dios. Por esto estaré eternamente agradecida.

Ella nos enseño que el valor de las personas no está en lo que poseen o su apariencia física, sino en el valor que tienen ante Dios.

Ella nos animaba a extender una mano de amistad o servicio antes de juzgar o criticar a alguien.

Ella nos recordaba de la gran bendición que era servir al Dios viviente.

Ella fue la que me dijo que las cosas de mayor valor en la vida, son las más difíciles de alcanzar. ¡Pero que valía la pena esperar por lo mejor!

Ella me decía que oraría mucho por mi futuro esposo, cuando yo mostraba pobre carácter en ciertas situaciones.

Ella me ha amado, apoyado, corregido, guiado, y escuchado.

Ella sigue compartiendo su vida conmigo. Ella es una gran mujer. ¡Y le doy gracias a Dios por su vida!

Lucy, con su esposo, 4 de los 6 hijos, yerno y 2 nietos - Abril 2009

Lucy, con su esposo, 4 de los 6 hijos, yerno y 2 nietos - Abril 2009

 

“Abre su boca con sabiduría…Sus hijos se levantany la llaman bienaventurada.”  Proverbios 31:26, 28

May 9, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Hijos, Hogar, Madre | , , , | 5 Comments

5 cosas que tus hijos (de cualquier edad) necesitan

Alguien dijo que el papel y trabajo de una madre termina cuando el hijo se va de la familia y se casa. Afortunadamente, este no tiene que ser el caso. Así como Dios es nuestro Padre Eterno, nosotros los padres terrenales tenemos influencia eterna en las vidas de nuestros hijos. Mi esposo y yo le pedimos a Dios a diario que nos llene de sabiduría mientras criamos a nuestros hijos y los encaminamos en la vida.

Aunque un día mis hijos se van a ir de mi hogar, quiero siempre ser su MADRE. Y  cuando mi vida termine en esta tierra, quiero dejarles a mis hijos un verdadero legado y así ser su madre por siempre.

 

Karisa y Madison Rivera - Junio 2008
Karisa y Madison Rivera - Junio 2008

Foto por Cristina Guerrero

 

1. Cada uno de nuestros hijos, ya sea de 2 años, o de 40 necesita aprobación y admiración verbal. No me refiero a celebrarle un dibujo sin forma para hacer sentir bien a tu hijo. Sino palabras de ánimo y asombro  cuando cumplen una meta importante o logro; cuando hacen cosas honrosas; cuando sacrifican algo bueno por algo mejor (eterno). Cada ser humano necesita escuchar palabras de dignidad y honra,  y los padres estamos en la primera fila para poderlo hacer con nuestros hijos.

2. Dios diseño la vida para que los padres caminaran las sendas antes que sus hijos, para así poder guiar de una mejor manera la generación que viene ligeramente atrás. Los padres debemos de aconsejar siempre a cada uno de nuestros hijos. Es importante hacer nota que los hijos que son niños, o menores de edad no necesitan consejo, sino instrucción. Pero a medida que ellos empiezan a dejar sus años de niñez, los consejos deben ir aumentando. Y la cruda realidad es que todo hijo pasa bombardeado de “consejos.”  Por eso, los padres tenemos que entender y participar en la vida de nuestros hijos para poder dar el mejor consejo al momento correcto.

3. Uno de los grandes beneficios de ser padres es la amistad que podemos entablar con nuestros hijos. Nadie pasa más tiempo con ellos todos los años de formacion que sus padres. Y el tiempo es uno de los ingredientes clave en toda buena y larga amistad. Yo le doy muchas gracias a Dios por este gran privilegio. Pienso en mis mejoras amigas de años y me da mucho gozo saber que ahora mis hijos son parte de esa lista. Pidámosle a Dios que nos ayude a enriquecerla cada día más.

4. Si hay una sola cosa que tenemos que hacer bien como padres es modelar un caminar genuino con Cristo. Esto es algo que marcó y sigue tocando la vida de mis hermanos y mia, y de todos los miembros que se siguen añadiendo a la familia. De la misma manera deseo que mis hijos conozcan a Cristo por mi vida, día y noche. En las buenas y en la malas. Un hijo que escucha de Dios, pero no lo ve en su familia va a dudar de Dios, resistirlo y rechazarlo.

5. Todos nuestros hijos necesitan nuestras disculpas. Nadie es perfecto. Ellos lo saben. Nosotros lo sabemos. Padres que no tienen el hábito de reconocer sus errores y pedir perdón, la dan un sentido de engaño a la vida de sus hijos. No importa la edad del niño, es necesario saber pedirles perdón. Así será más fácil para ellos reconocer un error, pedir perdón y enmendar la falta. ¿Quien no quiere estar cerca de personas genuinas? ¡Hagámosle este favor a nuestros hijos y pidámosle perdón!

Lo interesante de estos 5 conceptos es de que se pueden aplicar con todos nuestros hijos, no importando la edad o si estan solteros o casados. Si te hace falta en alguno de ellos, busca hacer la corrección lo mas pronto posible. Se lo debes a tus hijos. Que Dios nos ayude a crecer más como Él, y que realmente amamos a nuestros hijos lo suficiente para cumplir con nuestro papel de la mejor manera.

“Honra de los hijos son sus padres” 

 Proverbios 17:6

May 5, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Madre | , , , , | 3 Comments

Quiere ser esposa – Parte 2


Foto por Jerry Liu

Como las historias en Parte 1, hay ciertos elementos que enriquecen el proceso de preparación de una mujer antes de llegar al matrimonio.

Aunque no están en ningún orden de importancia, puedes evaluarte y ver donde necesitas ayuda.

Dedicación. La mujer que quiere llegar a ser una esposa amorosa, servicial y divertida, tiene que tenerlo por objetivo y hacer todo lo posible por ser así cada día.

Aprender de los profesionales. No cabe duda que la mejor forma de aprender a es a los pies del experto. En este caso, es crucial pasar tiempo con esposas temerosas de Dios que están amando a sus maridos e instruyendo a sus hijos en los caminos de Dios. Esta no solo es una buena oportunidad para servirlas, sino para aprender de ellas.

Sacrificio. Entre más alto el precio, mas valor tiene un objeto. Si quieres ser una joya para tu marido, lo tienes que valer. Esto requiere mucho sacrificio durante los años de soltería. Cuando esta la tentación de bajar la guardia y seguir la corriente del mundo, debes pausar y preguntarte si esto te ayudara a ser una mejor esposa el día de mañana. Habrán muchas veces que lo difícil será lo correcto. ¡Algún día, tu esposo lo apreciara!

Responsabilidad. Las mujeres deben aprender a ser responsables no solo con su tiempo y dinero. Sino con muchas otras áreas de la vida que construirán o destruirán un matrimonio. Durante la soltería es donde se debe buscar a crecer en responsabilidad con palabras, promesas, compromisos, amistades, etc.

Investigar. ¿Cuántas mujeres llegan al matrimonio para llevarse gran sorpresa de lo que realmente implica ser esposa? La mujer que quiere ser la reina de su hogar, tiene que hacer sus tareas primero. Puede hacer entrevistas, tomar notas, leer libros, observar, cuestionar, y armar su propio cofre de tesoros (¡antes de llegar al matrimonio!).

Un plan. En Génesis Dios delineo el plan para la mujer: ser la que le ayuda a tener éxito a un hombre y tener hijos para criarlos en el temor de Dios. Esto no empieza del día en que dices “Si, lo acepto.” Esto comienza con un plan para llegar a ese día tan especial. Como cada vida y cada historia es diferente, cada plan será distinto. Algunos elementos de tener en mente: honrar a tus padres, sujetarte a las autoridades, saber cocinar, planificar un menú, saber ahorrar dinero, administrar finanzas, administrar un hogar, limpiar cocina, baño, pisos, muebles, cuidar niños, ensenar a niños, lavar ropa, aplanchar, hacer buen uso del tiempo, etc.

Disciplina. Similar al sacrificio, una vida disciplinada no es celebrada en esta cultura. Es admirada, bien, pero no estimulada. Ayuda mucho tener amistades con similares convicciones con las tuyas. En mi caso, esto me ayudo muchísimo a mantenerme lejos de tentaciones innecesarias en mi vida.

Seriedad necesaria. El matrimonio no es fantasía ni juego. Es algo bien sagrado a los ojos de Dios. La sociedad se burla del matrimonio, lo menosprecia, e invita a la mujer a ‘estar lista por si las cosas no salen bien’. Esto no es de Dios. Pero El si tiene el poder de vencer todas estas ideas y realidades tan negativas. Por eso la mujer que quiere triunfar en el matrimonio debe buscar darle la seriedad que Dios le da.

Estar fuerte y lista. Dios sabe el día y la hora cuando vendrá tu príncipe azul. Pero algo que si puedes hacer es buscar estar lista. El enemigo de la familia anda ferozmente buscando distraer a toda mujer con potencial de esposa y madre según el plan de Dios. Se fuerte y firme, ¡pelea la batalla! Después que hayas vencido, Dios te recompensara con un fuerte matrimonio.

Tiempo para entrenar y mejorar habilidades. Busca ser discipulada por una esposa y madre, sirve fielmente en una iglesia, reconoce y usa tus dones espirituales y talentos, ten una solida relación con una amiga, y crece en áreas de debilidad en tu vida.

 Puedes contestar esto con mucha sinceridad: ¿Le estoy dedicando mas importancia y prioridad a mi preparación para el matrimonio que a mis estudios o trabajo? Recuerda, donde esta tu dinero (recursos), ahi tambien esta tu corazón.

Hace 5 años yo era la mujer más feliz de la tierra porque era una novia recién casada. ¡Por fin! Mi enamorado desde los 17 años de edad ya era mi esposo. Disfrutamos una linda boda y nuestra luna de miel fue un sueño. Pero después… empezó la vida.

Por eso quería compartir muchas de las cosas que hubiera hecho mejor o diferente antes de casarme. Y aunque no puedo regresar el tiempo, quiero tomar estas lecciones para compartir con otras, y algún día no tan lejano, con mi hija también©

April 21, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Esposa, Finanzas, Hogar, Limpieza, Madre, Matrimonio, Metas, Mujer, Organizacion | , , , | 11 Comments

Llamado Supremo de la Mujer: Madre


Foto por radioflyer007

Cualquier mujer que puede concebir y dar a luz a un hijo puede ser una madre. Pero la mujer que se determina a ser la madre que Dios quiere que sea, podrá disfrutar toda su vida del fruto de su arduo trabajo.
Hoy en día hay muchas filosofías de cómo ser una buena madre. Y aunque muchos autores de libros pretenden ser la autoridad en el tema, solo Dios y Sus principios deben prevalecer en la crianza de los hijos. Cualquier concepto lejos de Su Palabra, debe ser ignorado por completo.

Aunque solo tengo tres años de ser madre, estas son principios bien importantes que no deben:

Darles Visión Una madre tiene que darle visión a sus hijos. Un hijo que sabe el porqué de su vida, su rol en la familia y tiene un destino definido (como Cristiano), tiene pocas probabilidades de sufrir de baja autoestima, revelarse en sus años de adolescencia, y tomar malas decisiones como adultos.

Enseñar y Entrenar Como madres, tenemos que asumir que nuestros hijos no saben más de lo que les hemos enseñado. Por eso es que hay que aprovechar cada oportunidad que tenemos en ensenar.
Mi hija de tres años tiene ya dos años de estarme ayudando en la cocina. Mientras cocinamos, yo le voy explicando lo que estoy haciendo, y así aprovecho a ensenarlo sobre condimentos, frutas, verduras, temperaturas, y elementos (platico, cristal, metal).
El entrenamiento no solo incluye la instrucción, sino que un seguimiento completo para asegurarse que el niño sea capaz de hacer algo bien. A mi hija le enseñe a ayudarme cuando lavo la ropa. Poco a poco la fui instruyendo en cómo hacerlo. Ella ya aprendió a identificar los varios tipo de ropa (blanca, negra, la de ella, la de su hermanito, etc), sabe como agarrarla y como ponerla en la lavadora. Esto ahora lo hace sin mi supervisión, cuando le pido que lo haga. Esto toma tiempo, pero vale la pena. Algún día, pronto, ¡sabrá cómo medir la cantidad de jabón y como operar la lavadora!

Enseñar la Prioridad de Familia A través de nuestro ejemplo, como madres debemos de enseñarle a nuestros hijos que la prioridad número uno (después de Dios, claro) en la vida debe ser la familia. Hoy y siempre. Nuestros hijos tienen que saber que ellos son lo más importante para sus padres, antes que ellos pueden escoger darle lealtad a su familia. Esto no solo ayudara con tener nuestra familia en harmonía, sino que esta es la base para que en el futuro, ellos sean exitosos con sus propias familias.

Enseñarles a ser Bendición Los hijos nacen con una inclinación fuerte a ser malcriados y egoístas. Es por eso que temprano en sus vidas tenemos que ser fieles en ensenarles la virtud del SERVICIO. Nuestros hijos tienen que entender que Dios espera que siempre actuemos con espíritu servicial, en nuestros hogares, con familia lejana y en la iglesia. Ellos deben disfrutar de ser de bendición a otras personas. Entre más temprano mejor, ya que esto se debería de convertir en un estilo de vida para toda la familia.

Haz de tus hijos tu Ministerio Antes de involucrarte en la vida de otras mujeres, o algún ministerio en tu iglesia, asegúrate de que tu ministerio principal sean tus hijos. Define tu propósito. Haz un plan. Dales prioridad. Dales tiempo. Se paciente. Sírvelos y ensénales a servir. Compárteles de Dios. Aprende de ellos. Conviértelos en tus mejor amigos.

Una mujer que atiende con honor al llamado de madre, es digna de ser llamada bendita.

March 18, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Hijos, Madre, Mujer | 2 Comments

El llamado Supremo de la Mujer

Foto por singleframe

Cuando Dios creó al hombre, vio que no era bueno que estuviera en solitud. En otras palabras, el hombre no podía solo con la vida. Por eso fue que Dios le dio una mujer, una ayudante, una compañera. Juntos debían de enfrentar problemas y grandes retos, pero al mismo tiempo compartir de los mejores momentos de sus vidas. El hombre iba a guiar a su familia en el temor de Dios y trabajar con mucho esfuerzo físico para proveerle a su esposa. Mientras tanto, la mujer estaría en casa cuidando y enseñando a los más pequeños y dando guía para mantener orden en el palacio de un imperio muy importante: su familia.

Pero, ¿Por qué esa idea suena tan obsoleta estos días? ¿Por qué pensamos que la mujer que se queda en casa está perdiendo su oportunidad de seguir sus sueños?

¿Habrá Dios cambiado la estrategia original desde que creó a la mujer?

La respuesta es: ¡NO! No hay otro lugar en esta tierra donde una mujer se va a sentir más feliz, realizada y útil que dentro del plan extraordinario de Dios: en su casa, sirviendo a su esposo y criando a sus hijos en el temor de Dios.

Una mujer que aun no está casada debe servir a sus padres, sus hermanos, ¡y a la iglesia! Una mujer soltera deber buscar descubrir sus dones espirituales y sus talentos para ponerlos al servicio de otros. Este es el perfil de una mujer verdaderamente realizada.

Para una mujer que está casada y con hijos, cualquier logro fuera del rol de esposa o madre, se queda corto, en gran desventaja, al compararse con el gozo y recompensa de ser la reina de su hogar. Hay que experimentarlo para creerlo.

March 13, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Esposa, Hogar, Madre | , , , , , , | 4 Comments

¿Pueden las madres trabajar fuera del hogar?

Foto por adreson

En varios lugares he encontrado esta frase tan poderosa:

“Tú eres la única mujer que puede ser la mejor esposa para tu marido; tú eres las única mujer que puede ser la mejor madre para tus hijos.”

Entonces me pregunto, ¿Por qué permitimos que nuestros maridos pasen tanto tiempo con otra gente? No digo que no lo vamos a dejar ir a trabajar. Me refiero a las instancias donde aprovechamos que él estará en casa para dejarle los niños y así nosotras poder salir. O no ofrecerle acompañarlo a reuniones importantes, de trabajo o con colegas. ¡A nuestros maridos les gusta que tomemos este tipo de iniciativa! PELIGRO: Si no estamos pasando una buena cantidad de tiempo a la semana con nuestros maridos, entonces otras personas definitivamente le están llenando sus necesidades, antes que nosotras.
OK. Esto suena obvio, ¿no?

Pero aquí se pone caliente la cosa…
También me pregunto, ¿Por qué les damos nuestros hijos a niñeras, maestras de kinder, day-cares, empleadas u otros familiares para que los cuiden? Solo yo puedo hacer este trabajo. Solo yo DEBO hacer esta tarea. Excusas he escuchado de todo tipo. Dinero. Carrera. Estudios. Mis padres. Mis amigos. Las cuentas. Las deudas. La economía. Unas un poco convincentes y otras bien ridículas y más que todo egoístas. La realidad es esta: Si Dios me dio un hijo, es mi deber criarlo. Esto significa que mi role como madre viene antes que cualquier otra carrera de desarrollo personal.

“!Pero esto era para otra época!” “!Las cosas han cambiado!” “No fui a la universidad para quedarme en casa cambiando pañales, lavando ropa, limpiando cocinas y baños.” Estas y más son reacciones usuales de madres que trabajan fuera del hogar. Este tema puede ser bien profundo, pero para efectos de este post, solo quiero recalcar el siguiente pasaje en Juan 12:26

“…Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará”

Nuevamente, si Dios me dio hijos, El ESPERA que yo le obedezca y cuide y crie a mis hijos. Este es unos de los primeros servicios que Dios espera de mí. Toda obediencia debe ser pronta, con buena actitud y completa.

“Pero esto no le aplica a todas,” me dicen. “Muchas veces hay casos extremos en los que la madre tiene que trabajar fuera de la casa.” ¡Cierto! Dios usa a todo tipo de personas en todo tipo de situaciones. Mis preguntas a estas madres son las siguientes, ¿Qué hiciste para buscar intensamente el consejo de Dios? ¿Cómo te confirmo Dios que esta era su voluntad? ¿Qué resultados tendrá en tus hijos?

SECRETO 1: Hay un gozo y realización inexplicable al ser parte principal de la crianza de nuestros hijos. Todo el dinero del mundo no lo puede comprar. El mejor empleo no lo puede igualar. Ningún título universitario lo puede galardonar de una mejor manera. Y el fruto es eterno…en comparación a todo lo temporal que el mundo ofrece.

“OUCH…estos temas no me gustan. Los prefiero ignorar. Yo se lo que hago” Entiendo…
No pretendo hacer sentir mal a nadie que se encuentre en esta situación. Solo quiero fortalecer a las ya tomaron el paso de fe y están obedeciendo a Dios. También quiero animar a las que tienen la duda y están buscando respuestas.

SECRETO 2: Es horrible ser esclava del mundo corporativo. ¡Todas las promesas de gratificación son un engaño total! El Enemigo de La Familia se ha encargado de apuntar a la persona clave para desbaratar aun a las mejores familias: la esposa, la madre. Solo saliéndonos de esta “carrera de la rata” es que podremos ver las posibilidades. ¡Es un paraíso! Las recompensas y gratificación son inmediatas y eternas.

March 10, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Esposa, Finanzas, Madre, Matrimonio, Mujer | , , , , , , | 10 Comments

Como quitarle las malas actitudes a un niño malcriado



Foto por  Jon Bradley Photography

¿Quien es la autoridad?

Antes de tratar a un niño en su necedad o malcriadeza, hay que definir algo crucial. ¿Quién es la autoridad? La respuesta debe ser obvia, los padres. Pero muchas veces, en la práctica es diferente. Cuando un padre cede al deseo del niño, el niño se convierte en la autoridad.

Es importante mantener la postura cuando un niño está empezando un ‘show’ de malcriadeza. Por mucho que el niño quiera algo, si tu ya le has dicho que no, por nada en el mundo cambies de mente. Si tu hijo, por muy menor que sea, ve que eres débil, él sabrá que él tiene el poder sobre ti.

Esta lucha puede durar muchos años y causar bastante daño en tu relación con tu hijo. De lo contrario, si consistentemente mantienes tu firmeza, los actos de malcriadeza se irán disminuyendo. Y pronto tendrás un hijo contento cuando su padre o madre dan una orden.

March 7, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Hijos, Madre | , , , | 1 Comment