Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

¿Pueden las madres trabajar fuera del hogar?

Foto por adreson

En varios lugares he encontrado esta frase tan poderosa:

“Tú eres la única mujer que puede ser la mejor esposa para tu marido; tú eres las única mujer que puede ser la mejor madre para tus hijos.”

Entonces me pregunto, ¿Por qué permitimos que nuestros maridos pasen tanto tiempo con otra gente? No digo que no lo vamos a dejar ir a trabajar. Me refiero a las instancias donde aprovechamos que él estará en casa para dejarle los niños y así nosotras poder salir. O no ofrecerle acompañarlo a reuniones importantes, de trabajo o con colegas. ¡A nuestros maridos les gusta que tomemos este tipo de iniciativa! PELIGRO: Si no estamos pasando una buena cantidad de tiempo a la semana con nuestros maridos, entonces otras personas definitivamente le están llenando sus necesidades, antes que nosotras.
OK. Esto suena obvio, ¿no?

Pero aquí se pone caliente la cosa…
También me pregunto, ¿Por qué les damos nuestros hijos a niñeras, maestras de kinder, day-cares, empleadas u otros familiares para que los cuiden? Solo yo puedo hacer este trabajo. Solo yo DEBO hacer esta tarea. Excusas he escuchado de todo tipo. Dinero. Carrera. Estudios. Mis padres. Mis amigos. Las cuentas. Las deudas. La economía. Unas un poco convincentes y otras bien ridículas y más que todo egoístas. La realidad es esta: Si Dios me dio un hijo, es mi deber criarlo. Esto significa que mi role como madre viene antes que cualquier otra carrera de desarrollo personal.

“!Pero esto era para otra época!” “!Las cosas han cambiado!” “No fui a la universidad para quedarme en casa cambiando pañales, lavando ropa, limpiando cocinas y baños.” Estas y más son reacciones usuales de madres que trabajan fuera del hogar. Este tema puede ser bien profundo, pero para efectos de este post, solo quiero recalcar el siguiente pasaje en Juan 12:26

“…Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará”

Nuevamente, si Dios me dio hijos, El ESPERA que yo le obedezca y cuide y crie a mis hijos. Este es unos de los primeros servicios que Dios espera de mí. Toda obediencia debe ser pronta, con buena actitud y completa.

“Pero esto no le aplica a todas,” me dicen. “Muchas veces hay casos extremos en los que la madre tiene que trabajar fuera de la casa.” ¡Cierto! Dios usa a todo tipo de personas en todo tipo de situaciones. Mis preguntas a estas madres son las siguientes, ¿Qué hiciste para buscar intensamente el consejo de Dios? ¿Cómo te confirmo Dios que esta era su voluntad? ¿Qué resultados tendrá en tus hijos?

SECRETO 1: Hay un gozo y realización inexplicable al ser parte principal de la crianza de nuestros hijos. Todo el dinero del mundo no lo puede comprar. El mejor empleo no lo puede igualar. Ningún título universitario lo puede galardonar de una mejor manera. Y el fruto es eterno…en comparación a todo lo temporal que el mundo ofrece.

“OUCH…estos temas no me gustan. Los prefiero ignorar. Yo se lo que hago” Entiendo…
No pretendo hacer sentir mal a nadie que se encuentre en esta situación. Solo quiero fortalecer a las ya tomaron el paso de fe y están obedeciendo a Dios. También quiero animar a las que tienen la duda y están buscando respuestas.

SECRETO 2: Es horrible ser esclava del mundo corporativo. ¡Todas las promesas de gratificación son un engaño total! El Enemigo de La Familia se ha encargado de apuntar a la persona clave para desbaratar aun a las mejores familias: la esposa, la madre. Solo saliéndonos de esta “carrera de la rata” es que podremos ver las posibilidades. ¡Es un paraíso! Las recompensas y gratificación son inmediatas y eternas.

March 10, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Esposa, Finanzas, Madre, Matrimonio, Mujer | , , , , , , | 10 Comments