Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

Cómo crear el hábito de leer – 2 de 3 partes

Foto por Pensiero

¿Por qué quiero leer?
¿Cuánto quiero leer en un periodo de tiempo (ejemplo: semana, mes, año)?
¿Qué tópicos nuevos deseo descubrir?
¿Qué temas quiero conocer con más profundidad?


Estas son buenas preguntas para hacerse antes de querer convertirse es una lectora apasionada. Lo importante es tener el objetivo claro que te sea de ánimo en los días que estés desanimada para seguir leyendo. No hagas nada a la fuerza. Si no tienes un deseo genuino para comenzar leer, nunca lograras crear el hábito.

Okey. Ahora te voy a dar 7 secretos que me ayudan a leer muchos libros cada mes.
1. Yo leo alrededor de 5 libros al mismo tiempo. ¡No es trampa! De lo contrario, muchos lectores recomiendan esta práctica ya que existen unos temas mucho más interesantes – o importantes – que otros. Mientras leo con fascinación un tema interesante, también puedo leer un libro que me ayude a superar alguna debilidad, mientras leo sobre lo último en tecnología que me ayuda con mi trabajo, al mismo tiempo que leo sobre cómo ser una mejor esposa o madre. No es tan complicado como parece.
2. En mi carro, siempre tengo algún libro para leer. Este es un libro que no me interesa leer en tiempo record. En otras palabras, este es texto interesante pero no necesariamente urgente. Pero, ¿para qué quiero un libro en el carro si tengo que manejar? Es cierto ¡no vamos a tratar de leer si el trafico esta lento! Pero en muchas ocasiones, me encuentro un lugar donde tengo que: ESPERAR. ¿A quién le gusta perder tiempo esperando? Mi solución, ¡un buen libro a mano! Esto puede suceder en la oficina del doctor, en el laboratorio, partido de futbol, clases de ballet de la niña, etc.
3. En mi baño mantengo libritos pequeños, usualmente informativos. Cualquier madre concluirá que el baño es un santuario. Es el único lugar donde nadie le está pidiendo algo a mama, supuestamente. En el baño es donde me aplico tratamientos para el pelo, la piel, etc. Entonces ahí mantengo un par de libritos que me explican cómo hacer algo. Ahorita tengo dos, uno es sobre limpieza, otro sobre organización. En fragmentos de 3, 5, o 10 minutos leo una sección llena de información útil y practica.
4. Leo algún libro con alguien más. Juntos pero no revueltos, como dicen. En el pasado, he acordado con amigas de leer un libro por un periodo de tiempo. Luego nos reunimos a compartir lo aprendido. Ahora lo estoy haciendo con mi esposo. Compramos un set de libros sobre el matrimonio, uno para Él y otro para Ella. Cada libro tiene 9 capítulos. Quedamos de leer 20 minutos antes de acostarnos a dormir. Así leemos medio capítulos por noche. Hay noches donde no nos da tiempo de leer. Pero en un mes, vamos haber terminado y los dos vamos a poder entender mejor el uno al otro.
5. Siempre que tengo oportunidad, compro un libro que me interese leer. ¡No importa que ya este leyendo otros 5! Así mantengo un grupo de libros listos para empezar a leer cuando acabo con los otros.
6. Yo leo palabra por palabra, hoja por hoja. Yo no soy nada partidaria de saltar paginas o capítulos. Creo que si el autor me quiere decir algo, debo respetar. No creo que voy a entender lo que el autor realmente quiere decir si salto mucho y llego a conclusiones lejos de la intención del autor. Mi única excepción ha sido con texto para la universidad. La mayor parte de los profesores que escriben libros de educación, tienen ideologías muy lejanas a las de Dios. En este caso, busco lo que tengo que aprender sobre el tema y no me concentro mucho en el contexto.
7. Termino de leer cada libro que comienzo. La excepción es con un libro muy pobre o malo en contenido. Me ha pasado muy rara vez.

February 9, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Mujer | , , , , , | 10 Comments

Un Día Ideal

 

 


Foto por eye of einstein

Mi hijo menor tiene solamente ocho meses. Aunque duerme toda la noche, es bien fiel en despertarse temprano. Lo usual es que me despierte para darle de comer entre 5:30am y 7:00am. Veinte minutos después, el se ha vuelto a dormir. Y es aquí donde entro en un gran dilema: ¿me vuelvo a acostar o empiezo mi día?

Como normalmente es demasiado temprano, me razonamiento me convence que tengo que acostarme otra vez. Toda mi familia está dormida, me desvele la noche anterior y ¡una mujer tan ocupada tiene que descansar bastante!

Pero hoy fue un día diferente. El se despertó a las 5:30am. Termino de comer a las 5:55am. Mi despertador no iba a sonar hasta las 7:30am. Una vez más, mi dilema. Pero esta vez, ¡decidí empezar mi día!

Con mi esposo hemos estado teniendo nuestro tiempo a solas con Dios [separados pero juntos] al mismo tiempo. Entonces para honrar este tiempo tan importante, lo dejé para cuando mi esposo se despertara. Tome un vaso con agua. Encendí mi computadora. Recogí y guarde todos los juguetes de la sala. Guardé todos los papeles que estaban en la mesa del comedor. Con mucho cuidado de no despertar a la familia, guarde toda la losa lavada. Me tome otro vaso con agua y me senté enfrente de mi computadora. Me puse al día con mis correos, y descargue una serie de libros [electrónicos] y mensajes que había comprado la noche anterior. ¡Wow! Ya había hecho lo que usualmente me toma toda la mañana hacer, ¡y solo eran las 6:45am! , el sol aun no había salido.

Le di gracias a Dios por haberme permitido empezar mi día tan productivamente. Interesantemente Dios me contesto al dirigirme a un artículo sobre la mujer virtuosa:

Se levanta aun de noche
Y da comida a su familia
Y ración a sus criadas
Proverbios 31:15

Sonó el despertador y yo estaba lista para salir a caminar. Le dije buenos días a mi esposo y le sugerí que se levantara hasta que yo regresara. Camine por 20 minutos, escuchando un mensaje [en mi mp3 player]. Regrese a mi casa las 7:50am, serví el desayuno que ya había dejado listo. Desayunamos juntos con mi esposo mientras nuestors hijos aun dormían y tuvimos nuestro devocional. Eran las 8:30am y mi hogar estaba en silencio, ordenado, y limpio. ¡Qué sentimiento de productividad!

October 13, 2008 Posted by | ¡Un poco de todo! | , , , , , , , | 4 Comments

Guía para Madres: 9 Pasos hacia una semana Productiva

Foto por E-Rocks

1. Identifica 3-5 prioridades de cada día. Cada mañana, determina completar estas actividades lo más pronto posible. Para mi, 1) desayunar, 2) leer mi Biblia y 3) bañarme, cambiarme y maquillarme antes de cualquier otra diligencia, me da mi empujón para el resto del día. ¿Cuáles son las tuyas?

2. Escribe un plan antes de empezar el día. Hay varias maneras de hacer esto. Los sábados me levanto antes que el resto de la familia y me voy a un café cerca a mi casa. Con mi agenda y bolígrafo en mano, hago varias listas. Lo que está pendiente. Las citas y compromisos. Lo que me gustaría cumplir. Escribo las fechas y horas de actividades importantes de la semana. Si hay algún cambio durante la semana, solo lo actualizo en mi agenda. Esto lo puedes hacer todas las noches o una vez al mes. ¿Qué te sale más práctico a ti?

3. Involucra a tus hijos en tus actividades diarias. ¿Quieres construirle el auto estima a un niño? Pídele que te ayude hacer algo importante y esencial. Desde que camina, mi hija me ayuda en la cocina. Ella se para en una silla y observa todo lo que hago. Me pregunta como se llaman los ingredientes que estoy usando. Me ayuda a botar la basura, a sacar algo de la nevera, o a revolver alguna mezcla. Para ella no hay nada más grande que decirle a su papa que ella hizo la comida. También me ayuda a poner la mesa antes de comer y guardar la losa una vez lavada. Me ayuda también con la ropa, le gusta vaciar las canastas y echar la ropa sucia en la lavadora. La ropa limpia la lleva a la cama. Las dos la doblamos, y luego me ayuda a guardarla en su lugar. Mientras tanto, mi hijo menor observa desde su sillita o cuna, mientras mi hija y yo le contamos lo que hacemos. ¿En qué actividades puedes incluir a tus hijos?

4. Para las comidas, usa un plan de menú. Hay una forma de ahorrar bastante dinero y tiempo en la cocina: con un plan de menú. Esto se puede hacer cada semana, cada dos semanas, y si eres valiente, ¡el de un mes entero! Escribe cuales son los desayunos que disfruta tu familia. Los almuerzos y cenas los debes hacer variados para no aburrir, pero estratégicamente para usar bien las carnes, pastas y otros platos especiales. En este menú como guía, haces la compra adecuada de comida. Esto te ahorrara horas de frustración en la cocina. ¿Te ayudara tener algún plan de menú?

5. Avanza con la cena durante el almuerzo. Como ya estás en la cocina y sabes que habrá de cena, puedes adelantar picando algunas verduras, descongelando una carne, o marinando el pollo. ¿Te ahorrara tiempo?

6. Aparta tiempo exclusivo para jugar con tus hijos. Aunque pases todo el día en casa, todo tu día no debería de girar alrededor de tus hijos. Pero es bien importante apartar un tiempo exclusivo para jugar con ellos cada día. Bájate el nivel de ellos, especialmente con los más pequeños, y haz algo que les sea de diversión a ellos. ¿Cada cuanto deberás de hacer esto?

7. Pregúntale a tu esposo cuáles son sus prioridades. Me refiero a las prioridades domesticas. Algunos hombres les gusta una casa impecablemente limpia. A otros la comida rica. Otros prefieren regresar a casa y encontrar una esposa íntegramente bella con hijos perfectamente nítidos. Como no se puede hacer todo a la misma vez, consúltale que es lo que prefiere. Esto te dará una idea por dónde empezar la próxima vez que no sepas que hacer. ¿Le has preguntado esto últimamente?

8. Incorpora una actividad física a tu semana. No es nada nuevo. Hay que hacer algún tipo de ejercicio por lo menos 3 veces a la semana. Con hijos a nuestro cuidado, es bien difícil apartarnos y hacerlo. Peor con alguien como yo, que no es muy dotada en el deporte. Cuando no puedo salir a caminar por las mañanas, le pido a mi esposo que me lleve al centro comercial a “darle un par de vueltas”. Ir a caminar al zoológico es otras de mis actividades favoritas. ¿Puedes hacer tu plan de ejercicio?

9. Concéntrate en algo que te interese. Por lo menos una hora a la semana, busca ocuparte en algo de interés personal. A mí me encanta leer y escribir. Entonces busco un tiempo en mi día donde mis hijos están dormidos para poder hacerlo. Esto refresca y desafía mi intelecto. Creo que es vital mantenerme con metas por alcanzar por simple placer. Por ejemplo, antes que termine este año, quiero poder aprender costura básica. Una agenda que incluye propósitos personales añade cierta placidez a mi vida. ¡Una mujer alegre es una mejor esposa y madre! ¿Qué te gustaría hacer por placer?

September 7, 2008 Posted by | ¡Un poco de todo! | , , , | 4 Comments