Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

Como respetar a mi esposo

Foto por miroslavgeorgijevic.

 Este artículo fue escrito por mi invitada especial, Angie de Garcia. Puedes encontrar más artículos por Angie en su blog HAY ESPERANZA.

Respetar—la clave de Mi felicidad

“…cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.” Efesios 5:33

El matrimonio es un regalo de Dios, es Su diseño y obra de arte. En Su sabiduría, El estableció las responsabilidades y derechos para cada miembro—conociendo El perfectamente cuáles son nuestras necesidades:

• Esposo—amar a su esposa.
• Esposa—respetar y sujetarse a su esposo.

Nosotras como mujeres tenemos la necesidad de ser amadas, y la necesidad del esposo es ser respetado. A una esposa se le hace fácil sujetarse y respetar a un hombre que la ama, al igual, para un hombre es fácil amar a una mujer que lo respeta. Cuando respetamos a nuestros esposos aligeramos la carga de nuestro matrimonio.

Muchas podemos conocer los principios y estar convencidas de que eso es lo que debemos de hacer, pero la pregunta del siglo es: ¿cómo lo hago? ¿qué pasa si no me siento amada por mi esposo? El darle respeto a tu esposo no depende de sí el lo merece o se lo ha ganado, depende del hecho de que es un mandamiento de Dios, y en ese caso lo cumplimos por FE.

Uno de mis ejemplos más claros en esta área es mi mamá. Ella nos enseñó de que mi papá era la cabeza del hogar, y que cuando él tomaba una decisión, la teníamos que seguir—siendo ella la primera en hacerlo. Nunca lo cuestionó enfrente de nadie, aún cuando él se equivocaba…¡Digno ejemplo a seguir!

Puedo pensar en maneras prácticas de respetar a nuestros esposos:

No querer usurpar su lugar como cabeza del hogar. Talvez no lo hacemos de forma deliberada o planeada, pero muchas veces queremos tomar el control o las riendas del hogar cuando vemos que nuestros esposos no hacen “lo que tienen que hacer”. Nuestro llamado es ser ayuda idónea de nuestro esposo, así que Dios espera que yo lo apoye, lo anime y le ayude en su desempeño como cabeza del hogar.
No cuestionarlo ni ridiculizarlo en público. Si lo que está diciendo no nos parece o sabemos de que es incorrecto, esperar estar a solas con él y decírselo con todo el debido respeto.
No hablar mal de él con NADIE. Debemos guardar la integridad de nuestros esposos enfrente de los demás. Si él está fallando en algo, lo correcto es decírselo a él, y si no nos escucha, lo que debemos de hacer es orar y tener una buena actitud hacia él.
Ser responsables con lo que nos delegan. No dejar de último en nuestra lista de “quehaceres” lo que nos han pedido—todo lo contrario, debería de ser lo primero en nuestra lista.
Ser consideradas con sus necesidades. Para empezar, debemos de averiguar cuáles son las necesidades de nuestros esposos, y lo más recomendable es ¡preguntarles a ellos!. Sus necesidades pueden variar desde descansar, recrearse, hacer deportes, necesidades en el área sexual, etc. Aquí el punto no sólo es saber su necesidad, sino que buscar satisfacerla.
No usar el sexo para manipular a nuestros esposos. Ya sea que lo usemos para obtener algo que queremos o que se los neguemos porque estamos molestas y no los queremos “premiar”. Creo que esta es una de las peores cosas que podemos hacer como esposas, ya que denigramos a nuestros esposos y los herimos. El sexo fue creado por Dios como una bendición para el matrimonio, donde “ya no son dos, sino uno”—usemos el sexo para la Honra y Gloria de Dios.

El respeto trae mucha paz y armonía al matrimonio, y nuestros hijos nos lo agradecerán.

Pueden haber muchas cosas más que podemos hacer para respetar a nuestros esposos, pero quiero agregar una cosita más que lo aprendí en una despedida de soltera de una buena amiga. La persona que hizo la reflexión esa noche se enfocó en el aspecto de “admirar” a nuestros esposos. El respeto va mucho más allá de hacer lo que me pida, o el no cuestionarlo; para un hombre es bien importante saber de que es admirado y valorado por su esposa. Es una buena práctica expresarles lo mucho que los admiramos, y el por qué lo hacemos.

Enfoquémonos en las cosas buenas que tienen nuestros esposos, digámoselas y halaguémoslos en público…y luego sólo cosechemos la dicha y la bendición de sentirnos amadas por ellos.

“La mujer sabia edifica su casa; la necia, con sus manos la destruye” Proverbios 14:1

Advertisements

June 25, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Matrimonio | , , , , , | 9 Comments

Sexo… Es Como Una Sorpresa Envuelta en Papel de Regalo

originalmente publicado el 22 de Sept, 2008

present

foto por Bashed

Yo tenía como 13 años cuando decidí llegar pura al matrimonio. Hice una promesa. Mi compromiso fue con Dios. No con mis padres, ni con alguna otra persona. En ese momento yo no tenía novio. Ni tan siquiera conocía al que hoy es mi esposo. Una vez tras otra, por 10 años, me enfrente con la opción de romper mi promesa. Pero me entraba mucho temor pensar en fallarle a mi Padre celestial. Yo sabía que al guardar mi palabra, la recompensa iba a ser muy grande. Y con mi mira en El, fue que pude cumplir mi promesa a Dios. Dios me permitió encontrarme con este poema poco después de haberle hecho mi promesa de pureza. Por muchos años, me sirvió como un dulce recordatorio de que ¡vale la pena esperar!

 

Sexo… Es Como Una Sorpresa Envuelta en Papel de Regalo

Poema por Ruth Senter

Hay un precioso regalo dentro de este paquete.
Está envuelto para protegerlo,
Amarrado para darle seguridad,
Tiene las estampillas: “¡Frágil!” “¡Manejar con cuidado!”

Es fácil desatarle la cinta.
Para dejar que alguien le quite la envoltura,
Para dar el regalo sin compromiso –
Ofrécelo al que te ofrezca más por él
O dalo como premio de un juego.

Hay un obsequio dentro de este papel de regalo.
Es para siempre – para nunca ser intercambiado.
No hay depósito. No lo puedes regresar.
Es una sorpresa.
Un premio para ser abierto por la persona
A quien le pertenece,
En el día marcado “POR SIEMPRE.”

May 2, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo! | , | 3 Comments