Orquidea Blanca

en busca de lo bello, simple y práctico

Como empezar a salir de deudas: El plan – Parte 2

Foto por JudeanPeoplesFront.

Una vez que hemos abrazado el contentamiento en nuestras vidas, vamos a ser personas agradecidas. Un corazón agradecido produce un corazón prudente. Y esto marcará la pauta de ahora en adelante en como usamos nuestro dinero. ¿Realmente lo necesito? ¿Cómo será mi vida sin esto? ¿Cómo serán afectadas mis finanzas con esta compra?

Después de evaluar nuestros corazones y llenarlos de contentamiento, debemos crear un plan estratégico para salir de deudas. Este plan debe ser cuidadosamente hecho de acuerdo a tus necesidades. Si tu deuda es muy grande, te recomiendo fuertemente que busques ayuda profesional.

Estos son pensamientos prácticos. La idea es de crear un plan para salir de deudas que dé resultados y poca frustración:

1. Analiza tu situación y prepara un presupuesto. Si nunca has hecho un presupuesto, es importante que sea lo primero que hagas. Aparta un tiempo sin interrupción para hacerlo, y ten toda la información necesaria a mano. Si ya has hecho anteriormente un presupuesto, pero no vez que estas avanzando en salir de deudas, es bueno revisarlo periódicamente y hacerle ajustes necesarios. Lo importante es que te sea útil y efectivo.

Tips para preparar un presupuesto:

  • Determina tus egresos mensuales. Se realista. Escribe en un papel, o guárdalo en un programa de computadora, todos tus compromisos monetarios de cada mes. Esto incluye: diezmo, renta, comida, gastos de transporte, educación, seguros, salidas/entretenimiento, pagos adicionales para disminuir tu deuda, etc.
  • Determina tu ingreso mensual.
  • Determina cuanto apartaras en ahorro cada mes.
  • Ahora réstale los egresos a tu ingreso, y luego réstale tus ahorros a esta cantidad.
  • Para tener un presupuesto saludable y efectivo, te debe sobrar cierta cantidad de dinero después de hacer estos cálculos.
    Ingresos – Egresos – Ahorros = $ Cantidad positiva

2. Una vez que tienes tu presupuesto, empieza a ponerte metas tangibles. ¿Cuánto debes? ¿En cuánto tiempo quieres salir de estas deudas? ¿Cuánto debes pagar cada mes?

Una razón muy común de estar en deudas es porque nuestros egresos son más altos que nuestro ingreso. En este punto, es buena idea comenzar con la meta de reducir nuestros egresos.
Es recomendable disciplinarse por una cantidad definitiva de tiempo para limitarse a pagar/comprar solo lo necesario. Haciendo esto, los egresos bajaran y la diferencia de dinero la puedes aportar a tus deudas. Si nunca lo has hecho, te sugiero que hagas un rápido estudio del significado de austeridad.

3. Crea una cuenta especial designada ‘ahorros para emergencia’. Esta cuenta no es la cuenta regular de ahorros. Tu cuenta de ahorros debe ser una en la cual contribuyes cada mes, o periódicamente y de antemano decides cuando vas a tener acceso a ella. En contraste, esta cuenta especial de ahorros para emergencia es precisamente para eso, para una emergencia. ¿Tuviste un gasto medico inesperado? ¿Tu vehículo necesita un gasto imprevisto? ¿Necesitas hacer un gasto urgente e importante? La clave aquí es tu definición de emergencia. Los profesionales en esta área sugieren que una familia debe tener alrededor de $1,000 en esta cuenta. Determina la cantidad necesaria de acuerdo a tu situación específica.

Una idea práctica para financiar esta cuenta es de dejar de aportar a tu cuenta regular de ahorros hasta que tengas esta cuenta 100% financiada.

La próxima vez que te encuentres con una emergencia, vas a poder cubrir tus gastos con esta cuenta, sin tener que usar tus tarjetas de crédito.

4. ¡Ahorra! Aparta, cada mes, una cantidad de dinero y deposítala en una cuenta de ahorros. A medida que vayas bajando tus deudas, la cantidad que ahorras debe ir aumentando.

5. Celebra peldaños. Determina de antemano (y ponlo en tu presupuesto) celebrar cada meta que vayas cumpliendo. Dependiendo la meta cumplida, la celebración puede ser sencilla, como salir con la familia a un helado, o puede ser grande como un viaje especial. Peldaños a celebrar: Ser fiel con el presupuesto por X meses consecutivos; pagar X cantidad de deuda; cancelar una cuenta de tarjeta de crédito, etc.

6. Rinde cuentas. Una de las mejores cosas que puedes incluir en tu plan para salir de deudas es compartir tu situación con alguien de confianza. Pídele oración, consejo y determinen cada cuando se pueden reunir para evaluar tu presupuesto y tu salida de deudas.

7. ¡No te olvides de vivir tu vida! Si estas en deudas y has creado tu plan estratégico, mantén tu mirada en la meta, ¡pero no te afanes! Se generosa. Busca llenar necesidades de otros. Usa sabiamente tú tiempo. Comparte de lo que tienes. Disfruta tu familia. Disfruta de tiempos especiales con tu familia. Busca a Dios y comparte con otros lo que El está haciendo en tu vida.

Advertisements

June 23, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo! | , | 2 Comments

Cómo empezar a salir de deudas: CONTENTAMIENTO – parte 1

Para empezar a salir de deuda nos tenemos que contestar con mucha honestidad, ¿cómo llegue a endeudarme tanto? Las repuestas pueden variar. Puede ser por una emergencia médica y de salud. Puede ser porque te robaron algo que era necesario remplazar de inmediato. O puede ser por un manejo de dinero bien pobre. Pero la mayoría de las personas están en deudas porque viven más allá de lo que sus ingresos le permiten. Al perecer, se encuentran en una situacion de descontentamiento. Probablemente han caido en el engaño de “quiero más,” cuando lo que tienen es suficiente.

Antes de armar un plan estratégico para vencer y eliminar las deudas, hay que definir, entender y anhelar uno de los secretos más sagrados del cristianismo:

CONTENTAMIENTO.

El diccionario español da una definición bien simple pero directa: Alegre, satisfecho. El léxico griego lo define como ‘suficiencia’.

En su libro, The Rare Jewel of Contentment (La Joya Preciosa del Contentamiento) Jeremiaha Burroghs escribe sobre el contentamiento:

1. El contentamiento nace en mi interior. Es un estado de ser que no es afectado por circunstancias externas.

2. El contentamiento produce una vida de quietud del corazón. Pero, ¿qué significa vivir en quietud de corazón?
Estar contento y quieto de espíritu:

  • Reconoce un sentido real de aflicción. En otras palabras, no quiere decir que estar contento es ignorar el dolor o sufrimiento que a veces llega a mi vida. El verdadero contentamiento se demuestra cuando reconozco mi aflicción como algo real y la traigo a los pies de Dios.
  • Es poder compartir, decentemente y en orden, mi llanto y sufrimiento con Dios y seres queridos. Estar contento no quiero decir que dejo de expresarle a Dios y a otros como realmente me siento. Demostrado por el Salmista, a Dios le agrada escuchar mi clamor de dolor. Porque es ahí, donde muchas veces El me responde. También puedo dar a conocer mi dolor hacia mis amistades, compartiendo como Dios está lidiando con mi vida, y así poder obtener palabras de sabiduría y ánimo de parte de ellos.
  • Me permite buscar, con todas las formas legítimas, la salida del problema. Estar contento no significa que me voy a quedar sentada en medio de la aflicción sin hacer todo lo que pueda para salir del problema. Es en la búsqueda de querer librarme de la aflicción donde descubro y encuentro la voluntad de Dios.

Estar contento y quieto de espíritu:

  • Es contrario a la murmura y queja. Si no le soportamos esto ni a nuestros hijos, compañeros de trabajo o empleados, mucho menos voy a obtener el favor de Dios así.
  • Es contrario al enojo y a la mala actitud. Como dicen, “un hombre sabio puede estar triste por sus aflicciones, pero no enfadarse con ellas”.
  • Es contrario a un espíritu alborotador o revoltoso, causando desorden y confusión de pensamientos.
  • Es contrario a un estado de inestabilidad, abandonando las responsabilidades y compromisos que Dios me ha dado para con El y los demás.
  • Es contrario a la distracción de lo trivial y secular. Mientras Dios está lidiando conmigo, debo permitir que su Palabra penetre hasta lo más profundo y rechazar cualquier distracción o lucha que el enemigo quiera crear.
  • Es contrario a un desanimo continuo. Entre más fuerte sea la tentación de desanimarme, mas debo buscar aprender a ser contenta.
  • Es contrario a buscar llenar mis apetitos de la carne o indagar en cualquier pecado para buscar la solución rápida o salida fácil. Muchas veces, la corrupción de nuestro corazón y debilidad de nuestra fe nos impide confiar plenamente en Dios.
  • Es contrario a una desesperación de corazón que se convierte en rebeldía. Si una prueba ha durado mucho tiempo, debo de cuidar de que mi corazon no se vuelva en contra de Dios.

 

3. El contentamiento es lo que define y enmarca mi carácter. Algo que contamina el resto de mi ser. No es algo que produce mi ser, sino una disposición de mi alma.

4. El contentamiento es un estado del corazón, lleno de la gracia de Dios. No tiene que ver con el tipo de temperamento que tenga, o si tengo la personalidad para lidiar con los problemas con calma, o si algún problema mes molesta más que otro, o si tengo la habilidad de enfrentar un problema mis propias fuerzas. Todas estas cosas no definen un corazón contento. El corazón contento, lleno de la gracia de Dios se distingue por una pronta respuesta al llamado de Dios a servir, aun en medio de una prueba.

5. El contentamiento me permite fácilmente someterme a cualquier disposición de Dios. Esto quiere decir que no me debe costar mucho encontrar contentamiento cuando enfrento una prueba. Tampoco debo resistir o tomar la aflicción o prueba a la ligera.

6. El contentamiento me permite someterme a la disposición de Dios, y tomar placer en esa disposición. El someterse requiere ‘ponerse bajo’. Si mi actitud es altiva, o si me pongo ‘sobre’ la voluntad de Dios, entonces no me estoy sometiendo a su disposición.

7. El contentamiento toma placer en la disposición de Dios. No solo debo de aprender a estar contenta en la aflicción, sino que debo también ver lo bueno en ella.

8. El contentamiento viene de la disposición de Dios cuando me sujeto y tomo placer en ella. La persona que ha aprendido esta lección, ve a Dios en todo, y resiste buscar los origines o causas del problema. El contentamiento nos ayuda a descansar en la sabiduría y control soberano de Dios.

9. Finalmente, el verdadero contentamiento se demuestra en todas y cada una de las pruebas. Tenemos que estar contentos en cualquier tipo de aflicción o problema; a pesar de a lo que sucede y sin importar el tiempo o duración del problema.

Es imposible salir y vivir libre de deudas sin hacer el contentamiento y agradecimiento una parte integral de nuestra vida. Una vez que definimos la vida, lejos de lo material – de lo que tenemos o no tenemos, las decisiones para invertir o gastar dinero se nos hacen más fáciles y prácticas.

 

Foto por carlosm76

June 17, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cáracter, Finanzas | , , , | 1 Comment

Finanzas 101: Deudas

Si alguna vez te has encontrado en la terrible situación de estar en deudas, puedes compartir el sentimiento con millones de personas en la misma situación. En estas épocas de crisis económica, sale más a relucir la gran carga de deberle dinero a agencias bancarias, o a familiares y amigos. Yo he estado ahí. Mucha gente también.

Muchas personas tienen posesiones que usualmente no pudieran pagar por si solos. Pero “gracias” a la opción de ‘tomar prestado’, las tienen. ¡Cuidado! Que otras personas lo hagan, no nos da luz verde para proseguir a buscar tomar prestado algo que no tenemos – especialmente dinero.

Habacuc 2:6-7
¿No han de levantar todos éstos refrán sobre él, y sarcasmos contra él? Dirán: !Ay del que multiplicó lo que no era suyo! ¿Hasta cuándo había de acumular sobre sí prenda tras prenda?  ¿No se levantarán de repente tus deudores, y se despertarán los que te harán temblar, y serás despojo para ellos? 

Proverbios 20:16
Quítale su ropa
al que salió por fiador del extraño, Y toma prenda del que sale fiador por los extraños.

Proverbios 22:7
El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta.

Considera:
-¿Estas atrapada en el carrusel sin-fin de deuda?
-Sufres de ansias y estrés; problemas de salud
-Un problema lleva a otro
-Experimentas sentimientos de inseguridad
-Te sientes forzada en alterar tus prioridades
-Tus opciones son limitadas.

 

 

¡Luz al final del túnel!

La única cura a la espantosa epidemia de la deuda es la siguiente,

“vive de acuerdo a tus ingresos reales”

Simple y sencillo. Refrán viejo pero comprobado atravez de los tiemps. Hay gran riqueza en vivir de una manera sencilla pero feliz.

Proverbios 22:26-27
No seas de aquellos que se comprometen, Ni de los que salen por fiadores de deudas. Si no tuvieres para pagar, ¿Por qué han de quitar tu cama de debajo de ti?

Romanos 13:7-8
Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.

Es un mandamiento: no te metas en deudas
-Paga (con dinero que tienes) todo lo que compras
-Nunca debas más de 50% en una línea de crédito
-Si compras a crédito, solo carga la cantidad que podrás pagar a totalidad en dos meses
-Para una compra grande/importante, ten un plan de acción que incluya ahorros, levantamiento de fondos y buscar el precio mas cómodo.

 

Foto por  DavidDMuir

June 2, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Cultura, Finanzas | , , | 2 Comments

Metas de Año Nuevo… en Febrero

Foto por wokka

Estaba leyendo esta entrada donde Rachel de www.Smallnotebook.org comenta que el mes de Enero esta usualmente lleno de muchas metas, sueños y planificación. Pero cuando el fin del mes de Febrero se aproxima, tenemos un sentimiento de no estar al día con nuestras nuevas metas. ¡Esto causa mucho desanimo a buenas intenciones!

Yo nunca he escrito las famosas “resoluciones” a principios de año. Pero este año decidí identificar 3 áreas en mi vida que necesitan mejoría.

Los últimos 3 años de mi vida han traído bastante cambio. Trabajaba a tiempo completo fuera de la casa cuando mi hija mayor nació. Cada día me tenía que asegurar que ella tuviera toda su comida del día, su ropa, y pañalera.
Cuando estaba embarazada de mi segundo hijo, dejé el trabajo a tiempo completo. Pero cuidar a una niñita, cuidar mi embarazo, trabajar a medio tiempo desde la casa y ayudarle a mi esposo con su negocio no fue fácil.
Cuando mi hijo nació, no solo tenía que cuidar a mi recién nacido y mi salud. También me tocó entrenar usar el baño a mi hija de 2 años. Durante este tiempo mi esposo decidió dedicarse a tiempo completo a su negocio, que opera desde nuestro hogar.

Todos estos cambios han tenido gran impacto en mi vida. La administración de mi hogar ha sufrido. Unos días mi casa está limpia, pero otros no. Una semanas hago comidas nutritivas, otros días comemos a la ligera. Unos días estoy al día con mis finanzas, ¡otros días no!

En diciembre del año pasado decidí escoger estas tres aéreas y enfrentarlas con toda mi determinación y energía:

  • Limpieza (en el hogar)

  • Organización (de cosas, eventos y procesos en mi hogar)

  • Finanzas (se explica por sí mismo)

Este es mi plan para simplificar mi vida en estas 3 areas durante los próximos 6 meses:
Durante el mes de Enero y Febrero he estado aprendiendo todo lo que puedo sobre la limpeza de hogar. He leido libros, probados nuevos productos y buscado mejorar metodos. Mi meta es de crear una serie de sistemas que me ahorren tiempo y ayuden a mantener mi casa limpia en todo momento. Quiero dejar de ver la limpieza como castigo y ¡gozarme con mi familia en una casa limpia!
En Marzo y Abril voy a conquistar la organización en mi hogar. Ya tengo lectura lista para aprender aun más sobre este tema. También quiero entrevistar a mujeres campeonas en este territorio. Mi meta es de crear simples procesos y horarios para cada actividad de la semana. En esta categoría cae la planificación de comidas, lavado, secado y cuidado de ropa, mis actividades con mis hijos y mi trabajo, etc.
En Mayo y Junio voy a capturar un monstruo muy popular en muchas familias: ¡finanzas! Este lo deje de último porque toma mucho esfuerzo y dedicación. Desde comienzos de año empecé a analizar mis gastos y hábitos de uso de dinero. Para Junio mi meta es de tener un presupuesto real, que me permita ser generosa con la Obra de Dios, tener un plan de emergencia (financiera) y ahorros.

En 6 meses quiero ver cambios en mi vida hogareña que me permitan ser una mejor esposa, madre y administradora de todo lo que Dios me ha dado.

 ¡Usaré mi blog para documentar mis descubrimientos y lecciones! Te invito a que me acompañes en este proceso. Tus comentarios y notas me seran de mucha ayuda.

February 18, 2009 Posted by | ¡Un poco de todo!, Finanzas, Limpieza, Metas, Organizacion | , , , , , | 2 Comments